“Mejores son dos que uno;

 porque tienen mejor paga de su trabajo.

que si cayeren, el uno levantará 

a su compañero;

pero ¡ay del solo! que cuando cayere,

 no habrá segundo que lo levante.

Y si alguno prevaleciere contra uno, 

dos le resistirán;

y cordón de tres dobleces

 no se rompe pronto.”

‭‭Eclesiastés‬ ‭4:9-10, 12

Le presento esta palabra a las madres solteras y a las divorciadas con hijos para que apliquen esta enseñanza y mejoren la comunicación con el padre de sus hijos. ¿A que madre no le gustaría tener un aliado para ayudarla a criar niños sanos y felices? ¿Acaso porque nos divorciamos ya no podemos unirnos por el bien de los hijos?  ¿Tienen mis hijos que sentirse menos amados y comprendidos solo porque el padre ya no está en la casa? Cuando entiendes que es lo que Dios te manda a hacer por los hijos que te regaló, entonces las relaciones con tu ex-pareja empiezan a mejorar. Y cuando desarrollas una relación de tres dobleces (fuerte) con tu ex, no hay mujer, ni hijos nuevos ni obstáculo que se interponga en que tus hijos tengan un padre presente, aunque él no viva en la misma casa. Muchas veces tratamos de conseguirle un “padre” a nuestros hijos, cuando ya tienen uno. No permita que la frustración matrimonial o de pareja que vivió con esa persona le impida ver el potencial que él tiene para ser un buen padre. No lo va a saber si no le da la oportunidad de que se acerque a sus hijos.

Quiero decirte que hoy tú tienes el poder de cambiar tu enfoque por el bien de tus hijos. He tratado TODAS las herramientas que te doy aquí. Yo tengo dos hijos de padres diferentes. Con ambos he usado las mismas estrategias y he obtenido el mismo resultado.  No ha importado como terminó la relación o lo difícil que fue el divorcio. Tengo una excelente comunicación con ambos y la crianza de los niños ha sido compartida. Ellos han estado apoyándome en todo momento, aunque no han estado presente físicamente todo el tiempo. En muchas ocasiones hemos estado viviendo en diferentes países y aun así la comunicación ha sido excelente. Nuestra relación de padres ha prevalecido por encima de otras relaciones de parejas que hemos tenido. Lo importante es dejarle claro a nuestra nueva pareja que usted tiene una “relación” con su ex y que es estrictamente por el bien de sus hijos. He visto novias y esposas llegar e irse, pero mi relación con ellos ha permanecido intocable. 

Mujeres, es hora de madurar y de tratar cosas nuevas por el bien de nuestras familias. Te presento 12 estrategias que yo he utilizado con éxito para tener una relación de primera con los padres de mis hijos. El resultado ha sido muy alentador, mis hijos aman a sus padres y no andan acomplejados porque el papá no está en la casa.  Al igual que muchas de ustedes yo también era incrédula y dudaba que este tipo de relación sana fuera posible porque a mí también me hicieron cosas que me hirieron. Y también sufrí mucho. Pero aprendí a perdonar y a olvidar porque por mis hijos yo soy capaz de muchas cosas.

1. No menciones el pasado, entiérralo de una vez y para siempre- No lo acoses con reproches y preguntas.  A algunos hombres esto les levanta el ego ya que creen que no has superado la ruptura y eso los hace sentir importantes. Otros se sienten humillados de que le saquen en cara las cosas que hicieron. Si la relación termino, acéptelo y mire al futuro.

2. No juegues con su dinero-  Recibe solo el dinero que por vías legales te corresponde. Se justa, no trates de vivir del dinero de tu ex-esposo. Déjale claro para que utilizas el dinero.  Así no habrá duda de que lo utilizas para el sustento de tus hijos, no para tus gastos personales.  No utilices el dinero como un medio para desquitarte de lo que él te hizo. Nunca pagues mal por mal.

3. Se colaborativa y flexible- Recuerda que todavía son como familia porque tienen niños en común. Trate de incluir al padre al planificar cumpleaños y actividades especiales. Sube fotos en Facebook para que él vea lo que tus hijos hacen. O envíale un mensaje de texto cuando tus hijos estén en alguna actividad especial. Promueve una relación entre ellos. Pídale ayuda en la crianza de sus hijos. Permita que vayan de vacaciones con su padre y que se relacionen con su nueva familia. Demuestra interés en la vida de tu ex-pareja. Planifica de acuerdo a sus necesidades también.

4. Respete el tiempo estipulado para visitas y vacaciones– (Sin perder la flexibilidad) Esto es un asunto serio ya que aquí es donde más fallan los padres. Muchas mujeres se frustran cuando el padre no llega a recoger a los hijos en el tiempo determinado. Aquí es donde usted tiene que ser flexible. He visto mujeres inflexibles, por ejemplo si el documento de la corte dice que el padre tiene que buscar al niño el domingo a cierta hora, tiene que ser a esa hora exacta. Si usted no es flexible, la comunicación no a ver a ser buena. Con el tiempo he aprendido que mis hijos no son únicamente míos, son del padre también.  He aceptado que no puedo estar 100% del tiempo con mis hijos. Recuerdo la primera vez que le entregué mi hijo a mi ex esposo para que se quedara a dormir con él por una noche. Tenia mi hijo 6 meses de nacido y padecía una deformidad congénita en un pie. Ese fue un momento bien doloroso para mí, pero lo superé con la ayuda de Dios, que siempre ha sido mi consolador.

5. Hable bien de su ex-   Él te devolverá el favor al hablarle bien de ti a los niños. Alguien le dijo a mi hija un rumor sobre mí. El papa desmintió a la persona y me defendió.

6. Envíale artículos del internet o recortes de periódicos- Relacionados con la custodia y crianza de niños para que juntos se instruyan. Es una manera sutil de tocar un tema que no te atreves a tocar personalmente.

7. Regale una Biblia-  Marque en la Biblia versículos de crianza de hijos y relaciones con otros. En el libro de Proverbios hay muchísimos versículos que tratan de la crianza de los hijos.  Esta estrategia es la mejor de todas porque le estas señalando la palabra de Dios. Si su ex quiere contradecir la palabra de Dios, es su asunto personal con Dios.

8. Promueva relaciones con miembros de la familia paterna- Ellos también son familia de los niños. Permita que mantengan una relación con ellos. Sus hijos y la familia paterna tendrán un respeto especial por usted ya que estas acciones demuestran que usted es una mujer madura y segura de sí misma. Yo creo que mientras más personas les den cariño a mis hijos, mejor es para todos.

9. Llévese bien con la nueva pareja de tu ex- Te guste la nueva persona o no. Y aún si esa persona causo la separación de ustedes demuestre con sus acciones porqué usted es mejor que ella. Esta puede ser la estrategia más difícil de poner en práctica. Yo sé que no es fácil lo que le estoy recomendando.

10. Pague con bien el mal que le hicieron- He descubierto que cuando devuelves bien por mal Dios te recompensa en gran medida. No uses tus hijos como un arma para destruir a su ex-esposo. Esto se revierte en daño para tus propios hijos.

11. Aprenda a manejar las crisis pacíficamente-  Si surge alguna animosidad entre ustedes, traten de arreglar la situación con prontitud. Yo he tenido mis situaciones con los padres de mis hijos por diferencias de opiniones en cuanto a la crianza. Curiosamente hemos manejado estas situaciones mejor que cuando éramos pareja. Lo que nos ha funcionado es hablar entre nosotros, ponernos de acuerdo y luego decirles a los niños. Es alentador saber que usted tiene apoyo en alguien para lidiar con las situaciones de sus hijos. Los padres de mis hijos siempre han estado disponibles por teléfono para cualquier situación. Esto no ha pasado por casualidad. Lo hemos hecho a propósito por el bien de los niños.

12. No use los niños de mensajeros- No discuta asuntos de crianza delante de los niños. Hablen con los niños después de haber llegado a un acuerdo. Los hijos tratan de tomar ventaja cuando saben que los padres tienen problemas de comunicación. Y por supuesto que si se envían mensajes con los niños hay una alta posibilidad de que el mensaje no llegue o llegue distorsionado.

 

Se de muchas historias donde las mujeres hicieron hasta lo imposible por alejar a sus hijos de los padres, hablándoles mal de ellos, etc. Pero al convertirse en adultos esos hijos sacaron sus propias conclusiones y empezaron a relacionarse con sus padres. Así que te exhorto en el Señor a que te examines y medites, y dejes de lado tu orgullo y tus limitaciones humanas para dejar cabida a lo que Dios quiere que hagas por tus hijos. Yo estoy convencida, que las madres solteras y divorciadas podemos criar niños felices y estables solo si nosotras actuamos sabiamente. Y sobre todo debemos vivir agradecidas de que nuestros hijos no son huérfanos de padre. Tener con vida el padre de nuestros hijos es una bendición que muchos niños no tienen. Si tienes una relación con el padre de tus hijos, trata de mantenerla y si no la tienes, empieza a desarrollarla. Piense en que un día tus hijos van a ser adultos y pasarán juicio por las decisiones que usted tomó que los afectó a ellos.

Y si luego de todos tus esfuerzos todavía el padre de tus hijos no quiere una relación ni contigo ni con ellos, te recuerdo lo siguiente:

defensor-de-viudas

**Estas sugerencias no aplican en casos donde existen situaciones legales serias.

En estos casos se recomienda prudencia y búsqueda de ayuda legal y profesional**

Betzaida