6 Fundamentos de Liderazgo para Ministerios de Mujeres

Redes Sociales

Estos fundamentos de liderazgo para la construcción de ministerios de mujeres los he compilado con el deseo de empoderar y capacitar a las miles de lideres con las que tenemos contacto anualmente en la organización Samaritana del Pozo. Muchas de estas mujeres ya son lideres en sus iglesias, son lideres comunitarias o son lideres de nuestra organización. Otras son lideres en potencia que solo necesitan capacitación y alguien que les diga que ellas también son influyentes y capaces de apoyar a otras mujeres en su “aldea” (comunidad). Nuestra organización se dedica a “construir pozos” de agua viva para Mujeres sin Marido en cualquier parte del mundo, cumpliendo así con la misión que Dios nos entregó basada en Juan 4 y Hechos 1:8. Estos pozos (grupos) son construidos por lideres de pozo. Estos fundamentos aplican para nuestras lideres y para cualquier tipo de ministerio de mujeres.

A manera de desahogo les cuento que desde que fundé Samaritana del Pozo a finales de 2016, he tenido que aprender de las peores maneras; cayéndome, lastimándome, siendo herida, fallando, desilusionándome, complicándome. En realidad, he pasado por muchas situaciones adversas para poder levantar exitosamente un ministerio en contra de una gran oposición. Si crear y mantener cualquier ministerio es difícil, aun más lo es cuando se tiene un ministerio que apoya Mujeres sin Marido. Mi día a día desde 2016 es una constante batalla en contra de ideas preestablecidas, de conceptos erróneos y en contra de la cultura. Muchas hemos sido manipuladas y adoctrinadas para que sigamos creyendo, repitiendo y enseñando conceptos que no son ciertos o los cuales han exagerado por conveniencia. Con esto les quiero dejar saber que comenzar un ministerio de mujeres no solo implica ayudar mujeres, sino que requiere mucho más que una buena intención.

Le he detallado estos 6 Fundamentos de Liderazgo basados en las 6 Promesas que enseñamos en nuestra organización y respaldadas por el relato bíblico de la Samaritana del Pozo. Si nunca has leído la historia de la mujer en el pozo, busque esa historia en Juan 4. Cada fundamento tiene de trasfondo las mismas 6 Promesas que enseñamos en nuestras clases de estudio bíblico. Podríamos decir que estos 6 Fundamentos son para las lideres de pozo lo que son las 6 Promesas para las Mujeres sin Marido. Son esas palabras precisas de parte de Dios que te enseñarán como trabajar para él mientras ayudas a las mujeres de tu “aldea” (comunidad). Para las que no conocen estas promesas aquí se las presento.

1.

EXPERIENCIA

Enseñarás con tu ejemplo

Juan 4:39

“Muchos samaritanos de esa aldea creyeron en Jesús, porque la mujer había dicho: «¡Él me dijo todo lo que hice en mi vida!»”.

“Muchos samaritanos creyeron porque la mujer había dicho…”. Lograr que le creyeran en tiempos bíblicos, aun siendo una mujer que había tenido 5 maridos, debió ser una gran hazaña. Esto es un gran ejemplo de lo que sucede cuando le decimos a otros sobre nuestras experiencias. Una de las mejores herramientas con las que cuenta una líder es con su propia experiencia de vida. Enseñar sobre lo que no sabes o no has vivido, es enseñar pura teoría. Eso se lo dejamos a los profesionales, los psicólogos, los abogados, etc. Para ser una buena líder de mujeres debes ser una mujer que acepta que es como todas las demás, una mujer que ha cometido errores de los cuales ha aprendido. Eso por si solo, es una de las mejores cualificaciones que puedes tener. A la experiencia también se le llama testimonio. Eso quiere decir que tomas lo que has vivido y lo usas para bendecir las vidas de otras mujeres, ya sea ensenándolas o aconsejándolas. Para esto tu vida debe ser un buen ejemplo de restauración, superación y desarrollo. Una líder debe dar ejemplo de lo que enseña con su propia vida. Es muy importante reconocer cuando se está lista para enseñar a otras mujeres y cuando uno debe continuar siendo capacitada. Una líder no es una mujer que no tiene problemas, sino una mujer que, aunque tenga situaciones adversas, da ejemplo de como se superan. Una mujer en crisis no debería intentar ser líder ya que está en una posición de ser ayudada. En conclusión, no hay libro, teoría, grado académico o diploma que te “gradúe” de la escuela por la cual solo tu has pasado. Así que te exhorto a que, en vez de ocultar tu pasado, lo saques a la luz para bendecir a otras mujeres. Si no lo has hecho hasta hoy, te has perdido de usar la mejor estrategia que funciona con otras mujeres. Nada se compara a que te digan: “Te entiendo, yo pasé por eso y sobreviví.” Cuando comencé este ministerio mi resumé personal incluía tres divorcios. Por eso, se me facilita escribir, consolar, apoyar e inspirar mujeres sin marido porque se nota que sé lo que se vive sin marido, no me lo tengo que imaginar, no busco información para saber como se siente una de estas mujeres, porque yo fui una de ellas la mayor parte de mi vida. Lectura suplementaria: Marcos 5:19.

2.

RECURSOS

Obtendrás lo que necesitas

Juan 4:34-38

“Entonces Jesús explicó:—Mi alimento consiste en hacer la voluntad de Dios, quien me envió, y en terminar su obra. Ustedes conocen el dicho:“Hay cuatro meses entre la siembra y la cosecha”, pero yo les digo: despierten y miren a su alrededor, los campos ya están listos para la cosecha. A los segadores se les paga un buen salario, y los frutos que cosechan son personas que pasan a tener la vida eterna.¡Qué alegría le espera tanto al que siembra como al que cosecha! Ya saben el dicho: “Uno siembra y otro cosecha”, y es cierto. Yo los envié a ustedes a cosechar donde no sembraron; otros ya habían hecho el trabajo, y ahora a ustedes les toca levantar la cosecha.”

“Los campos ya están listos para la cosecha. Otros ya habían hecho el trabajo, y ahora a ustedes les toca levantar la cosecha”. Estas acertadas palabras las dijo Jesús a sus discípulos mientras la mujer samaritana estaba movilizando a la gente de su aldea. Ya Jesús sabía que la siembra (gestión) de la mujer samaritana daría una cosecha exitosa de creyentes. Ya Jesús le había dado a ella todo lo que necesitaba para ir a traer la gente de la aldea. A los discípulos también le dio lo que necesitaban para evangelizar a los que llegaron hasta ellos. Con esto queda claro que Dios provee para los que se dedican a su obra. Escribo esto mientras tengo que aceptar que en 4 años no he recibido paga monetaria por mi desempeño a tiempo completo dirigiendo la organización SDP. Todo lo que ha entrado a nuestras cuentas, se ha usado para el ministerio. Sin embargo, he recibido un gran salario basado en la gran cosecha ministerial que hemos tenido. No tengo duda de eso. Tampoco dudo que seremos prosperados en gran manera. De hecho, Dios nos ha sostenido milagrosamente desde nuestra fundación. Quiero dejarles claro que los ministerios no son negocios y no son para usarse para beneficio personal. Si su interés es solo el generar ingresos de sus gestiones ministeriales, les aseguro que nada de lo que toque prosperará. La intención siempre debe ser cumplir con la misión que Dios te entregó y eso lo vas a hacer, aunque no te paguen, aunque nadie te de las gracias, aunque la gente no reconozca tu esfuerzo. Si haces esto, te aseguro que Dios proveerá para ti, los tuyos y para la obra que quieres hacer. Una de las cosas mas difíciles que me ha tocado hacer es pedir ayuda a otros. En esto Dios me ha probado el corazón y he tenido que aprender a hacer mucho con pocos recursos, a ser agradecida y a confiar en la provisión de Dios. Tal parece que esta formula funciona ya que hemos sido prosperados en gran manera. Te exhorto a que no te desanimes si tu familia, amigos, iglesia etc. no quieren ayudarte ni con dinero, ni animándote ni apoyando tu obra. Tampoco te desanimes si ves a otros prosperar mas rápido que tú porque tienen influencia, dinero o posición. El próximo fundamento te hará entender de quién dependes tú. Lectura Suplementaria: Mateo 10: 9-14

3.

RESPALDO

Respetarán tu llamado

Juan 4:27

“Justo en ese momento, volvieron sus discípulos. Se sorprendieron al ver que Jesús hablaba con una mujer, pero ninguno se atrevió a preguntarle: «¿Qué quieres de ella?» o «¿Por qué le hablas?»”.

“Ninguno se atrevió a preguntarle”. Ninguno de los discípulos se atrevió preguntarle o cuestionarle a Jesús que hacia hablando con una mujer en el pozo. Yo le llamo a esto, RESPETO DEBIDO AL RESPALDO que la gente sabe que tienes de parte de Dios. Mucha gente se quedará sorprendida de que Dios pueda usar una mujer como tú. Muchas tratarán de hacerte creer que no eres capaz, que no tienes la educación, ni la experiencia, ni la influencia ni los recursos para hacer lo que te propones ministerialmente. Hoy quiero recordarte una verdad; nadie podrá poner en duda tu llamado cuando Dios te envía y te respalda. Tal vez hablen a tus espaldas, tal vez te lo digan de frente, pero por dentro tendrán que aceptar que tu llamado es tuyo y de nadie más. Los llamados de Dios no pueden ser comprados, robados, copiados, envidiados ni transferidos. Tu llamado es único, defiéndelo de los que pretenden no respetarlo. Permanece firme y deja que Dios los continúe sorprendiendo. Luego de varios años de ministerio, algunos se me acercan para decirme cosas como: “parece que Dios te respalda”, “lo que es de Dios prevalece”, “tienes unción”. La realidad es que no necesito de la aprobación de nadie, siempre he tenido claro para quién trabajo. Siempre que te mantengas alineada a la tarea o visión que Dios te dio, él te respaldará. Por otro lado, no intentes copiar, robar o envidiar el llamado de otra mujer. No serás respaldada por Dios. Si aun no sabes para lo que Dios te necesita o el don que te regaló, pídele en oración que te lo muestre. Lectura suplementaria: 1 Corintios 12:4-11.

4.

INFLUENCIA

Apoyarás tu comunidad

Juan 4:28-30

“La mujer dejó su cántaro junto al pozo y volvió corriendo a la aldea mientras les decía a todos: «¡Vengan a ver a un hombre que me dijo todo lo que he hecho en mi vida! ¿No será este el Mesías?».  Así que la gente salió de la aldea para verlo.”

“Dejó el cántaro y volvió corriendo a la aldea”. Esta mujer que había tenido 5 maridos y que probablemente era vista con desprecio en su aldea porque vivía con un 6to hombre sin casarse, hizo algo impresionante. Ella salió corriendo a traer a la gente del pueblo. Ella no se detuvo a pedirle permiso a nadie, tampoco fue al primero al instituto bíblico, ni tampoco dudó del llamado que tenía. Por eso, aun 2,000 años después de esta historia, continuamos mencionándola. Ella decidió influenciar la gente de su aldea al darles una buena noticia de la cual se había enterado. Esa buena noticia fue que Jesús, el Mesías, el esperado Salvador, estaba de visita por su aldea. La acción de esta valiente mujer logró que todo un pueblo creyera en Jesús. Inspiramos a nuestras lideres, colaboradoras, seguidoras, embajadoras y voluntarias para que compartan lo que aprenden en los pozos. Creemos que “LO QUE SE APRENDE EN EL POZO, NO PUEDE QUEDARSE EN EL POZO”.

Jesús no escogió para este trabajo a la persona más influyente, la más rica o la más poderosa de la aldea. El escogió a una mujer con un pasado complicado para ir a decirles a todos las buenas nuevas. Mujer, no dudes de tu influencia. Dios quiere usarte. Cuando recibí mi llamado de parte de Dios para fundar este ministerio, no dudé ni por un segundo. Pero si me preguntaba como lo haría ya que no era ni rica, ni influyente. Dios me ha ido respondiendo a esta pregunta con su respaldo, lo cual se convierte en influencia para mi. He podido lograr algo que jamás pensé seria posible por mis propios méritos, he logrado ser influyente en mi aldea y en cientos de aldeas en el mundo a donde ha llegado nuestro ministerio SDP.  Lectura Suplementaria: Hechos 1:8

5.

CAPACITACIÓN

Pulirás tus dones

Juan 4:10

“Jesús contestó:—Si tan solo supieras el regalo que Dios tiene para ti y con quién estás hablando, tú me pedirías a mí, y yo te daría agua viva.”

“Si tan solo supieras el regalo que Dios tiene para ti.” Estas palabras se las dijo Jesús a la Samaritana del Pozo. Hoy el también te las dice a ti. Ya estás equipada con ese regalo de dones y llamado que Dios te dio, que es como una piedra preciosa que debes cuidar. Ahora te toca pulir esa piedra para sacar lo mejor de ella. Es muy importante pulirte en todas las áreas posibles; en sabiduría, en espiritualidad y en conocimientos. No puedes ser muy espiritual pero no leer la Biblia. No puedes leer la Biblia si no aplicas sabiamente lo que aprendes. No se vale que estudies si no cultivas tu relación con Dios. Tienes que tener una combinación que te permita capacitarte para ensenar a otras personas. Eso es lo que Dios espera de alguien que el escoge. Esta capacitación puede ser en forma de cursos cortos, certificaciones, leer sobre ciertos temas, tomar estudios bíblicos en tu iglesia, hacer un grado en teología, cursos en línea, discipulados, retiros de lideres, seminarios, charlas, etc. Cuando comencé este ministerio, no sabia hacer muchas cosas, pero he tenido que aprender queriendo o sin querer. Por ejemplo, crear un sitio web, manejar redes sociales, hablar en público, escribir un libro. Al recibir mi llamado, ya yo tenia dos grados universitarios en negocios y había leído la Biblia completa dos veces. Pero eso no era suficiente para la abarcadora tarea que Dios me encomendó. Aun sin tener tiempo y sin realmente querer estudiar una carrera más en mi vida, me matriculé para hacer una segunda maestría, esta vez en Teología. Todavía estoy estudiando mientras continúo ejecutando el llamado que Dios me entregó. Mujer, Dios espera lo mejor de ti, demuéstrale a Dios que tomas en serio la tarea que el te encomendó, al prepararte apropiadamente para hacer un trabajo de excelencia. Lectura Suplementaria: Hebreos 4:12 y 2 Timoteo 3:16.

6.

ESTRATEGIA

Multiplicarás tus esfuerzos

Juan 4:40-41

“Cuando salieron a verlo, le rogaron que se quedara en la aldea. Así que Jesús se quedó dos días, tiempo suficiente para que muchos más escucharan su mensaje y creyeran.”

“Tiempo suficiente para que muchos más escucharan su mensaje y creyeran”.  La mujer samaritana hizo la gestión necesaria de traer la gente del pueblo a Jesús. Por su buena disposición, sus esfuerzos fueron multiplicados. Mucha gente de la aldea se interesó en escuchar a Jesús.  Jesús pretendía solo pasar por Samaria, pero tuvo que quedarse allí dos días. Y mucha gente creyó en él. Esta mujer no hizo cálculos de antemano, ni pretendió hacer lo que finalmente logró. Ella solamente cumplió con su llamado de esparcir las buenas nuevas y vio recompensado sus esfuerzos. Cuando se trabaja para el Reino de Dios, ninguna gestión es pequeña. Todo lo que hagas, será de gran impacto. Tal vez nunca sepas realmente a cuantas personas impactas cada día o quienes conocieron al Señor gracias a ti. Pero Dios si sabe la magnitud de tu impacto porque cada persona es importante para él. Te exhorto a que no midas tu impacto por números, pero si por gestiones. Haz lo mejor que puedas y deja que Dios se encargue de prosperar tus esfuerzos. Esto te evitará distracciones y decepciones al pensar que no estas haciendo suficiente. Yo pretendía tener 100 seguidoras en las redes sociales para cumplir con la tarea que Dios me encomendó de apoyar mujeres sin marido. Esas 100 mujeres llegaron el primer día que abrí la pagina en las redes sociales. En aquel momento pensé que había logrado mi meta. Varios años más tarde son un cuarto de millón de mujeres (250,000) las que nos siguen en total en las redes sociales. Pero eso no era una meta para mi, yo estaba conforme con aquellas primeras 100 mujeres. Batallo para no medir nuestro éxito por números. Me motivo al leer los comentarios de las mujeres, por escuchar como las ayuda nuestro estudio bíblico y como hemos logrado apoyarlas en momentos difíciles. No tengo duda de que Dios multiplica nuestros esfuerzos porque sabe que cada mujer es importante para nosotros. En mi libro Nunca más te sentirás sola, defino quién es la Mujer #1, la más importante de todas. Lectura suplementaria: Lucas 15:3-7.

Espero que esta única gestión de escribir 1 blog sea multiplicada y que algunas mujeres (no se cuántas, pero al menos 1) se animen a trabajar para el Señor usando los dones que ya él les regaló y con la convicción de que él las respalda 100%. Si quieres saber más sobre nuestro programa de Lideres de Pozo y la capacitación que ofrecemos, envíanos un correo electrónico a: lideres@samaritanadelpozo.com

Todas las mujeres restauradas o sea que han aprendido una mejor manera de vivir (no perfectas) califican para ser lideres. Si, tu también puedes apoyar a las mujeres de tu aldea.

Con cariño,

Betzaida

Fundadora y Directora

Samaritana del Pozo

Juan 4-Hechos 1:8

Redes Sociales

También podría gustarle...

Blogs favoritos

7 Comments

  1. […] Nosotros las capacitamos y les enviamos el material digital que necesitan para la “construcción del pozo” en su “aldea”. Cada líder recibe lo que necesita para aprender a facilitar nuestros recursos. Si desea saber en que nos basamos para capacitar nuestras lideres pulse el siguiente enlace: 6 FUNDAMENTOS DE LIDERAZGO PARA MINISTERIOS DE MUJERES […]

  2. Saludos hermana. Que Dios la
    Bendiga y le continúe proveyendo. ❤️

  3. Luz Maria Caldera says:

    Soy una mujer separada con un proceso de divorcio por 9 años ya, a sido muy dificil y doloroso pero soy una mujer de Fe y mi Padre Celestial nunca me a abandonado y a pesar de no tener un trabajo fijo (por mi condicion, pues padezco de miopia severa) el siempre me provee, el dia de hoy cuido de una de mis nietas desde hace casi 3 años soy su babysitter y con eso pago mi renta, por otro lado promuevo productos naturales para el cuidado de la salud y asi es como salgo adelante. Ya que el padre de mis hijos me dejo sin nada y no a querido pagar la manuntencion de esposa que el juez le ordeno. A pesar de eso Dios nunca me a abandonado, poreso siempre agradezco y doblo rodillas ante el. Ahora que encontre Samaritans del Pozo me siento doblemente bendecida. Gracias por ser y estar. Un cordial saludo desde Fontana CA. Bendiciones 🙏

  4. Anónimo says:

    Soy una mujer separada con un proceso de divorcio por 9 años ya, a sido muy dificil y doloroso pero soy una mujer de Fe y mi Padre Celestial nunca me a abandonado y a pesar de no tener un trabajo fijo (por mi condicion, pues padezco de miopia severa) el siempre me provee, el dia de hoy cuido de una de mis nietas desde hace casi 3 años soy su babysitter y con eso pago mi renta, por otro lado promuevo productos naturales para el cuidado de la salud y asi es como salgo adelante. Ya que el padre de mis hijos me dejo sin nada y no a querido pagar la manuntencion de esposa que el juez le ordeno. A pesar de eso Dios nunca me a abandonado, poreso siempre agradezco y doblo rodillas ante el. Ahora que encontre Samaritans del Pozo me siento doblemente bendecida. Gracias por ser y estar. Un cordial saludo desde Fontana CA. Bendiciones 🙏

  5. Amen Lucia. Envíenos en email y le decimos cómo puede ayudar otras mujeres.

  6. Lucia Rojas says:

    Hola soy Lucía Rojas de Ecuador con una historia parecida a la suya he sido humillada y despreciada de la peor manera pero gracias a que mi Dios me alcanzó me perdonó y sanó mi corazón…ahora soy feliz y quiero ayudar a muchas mujeres en mi comunidad ..
    Dios te bendiga mujer valiente y esforzada

  7. Ana rocio says:

    Soy una mujer en crisis recién me separé no tengo trabajo y vivo con mis dos niños por favor clamo su ayuda

Deja un comentario