Abran paso, que ella no debe hacer fila

Mujer, tal vez a veces te sientes fracasada, como si estuvieras al final de la línea de espera al fondo de la montaña. Te cuestionas si Dios tiene un plan para tu vida. Hoy te reto a que decidas buscar el favor de Dios. Si tratas de avanzar en la vida con tu esfuerzo, pasaras trabajo mientras te encaminas a la cima. Conozco otra forma de avanzar en la vida. No requiere tanto esfuerzo, pero si necesitas FE. Veras con asombro, como llegas a la cima de la montaña SIN hacer turno, sin mucho ESFUERZO y sin FATIGA. Lea Deuteronomio 28:13

Un abandono, una amante y un bello futuro

Un matrimonio, juventud, trabajo estable, un hogar y un niño en el vientre.

¿Qué más podría una mujer necesitar para asegurarse un bello futuro?

Creía que lo tenía todo y que estaba en el tope del mundo. Pero Dios me tenía reservada para otros propósitos. Antes de casarme, Dios mismo me dio varias oportunidades para que yo no continuara aquella relación y yo lo desobedecí. El padre de mi hijo dejó la casa cuando yo tenía dos meses de embarazada. Poco después ya él vivía con una amante. Nunca estuve interesada en los detalles de cómo ni cuándo se conocieron. Nunca quise ver el rostro de esa mujer. Solo sabía su primer nombre. Recuerdo que mientras mi hijo crecía en mi vientre, mi marido estaba siendo entretenido por otra, mientras yo lloraba y leía la Biblia. Empecé a apoyarme en la palabra de Dios y eso era lo único que me mantenía viva. Sé que algunas de ustedes tienen historias parecidas a la mía. Por eso les quiero contar el desenlace de un abandono, una amante y un bello futuro. Quiero que sepan lo que puede suceder si en medio de la desgracia, SOLO CONFÍAN EN DIOS.

Ese esposo nunca regresó. Tampoco se quedó con la amante. Y pasaron 8 largos años y un día…ese rostro de la amante que nunca quise ver…Dios lo puso frente a mí en una reunión de negocios. Mi sorpresa fue enorme. Supe por su nombre y por cómo se expresaba, que era ella. Más tarde ese día lo confirmé con mi ex esposo. Y días más tarde estuve con ella en un almuerzo de negocios. Y tuvimos una conversación larga y cordial. Pero nunca hablamos de lo que pasó. Pretendimos que no sabíamos quién era la otra. Y hasta me pareció buena persona. Yo no tenía deseos de conocerla, pero sé que Dios le dio a ella la oportunidad de conocer a la ESPOSA. No a aquella esposa embarazada, sino a una feliz mujer recién convertida al cristianismo y vuelta a casar con un hombre cristiano que me estaba ayudando a criar a mi hijo. Y vio ella lo que Dios había hecho con aquella mujer triste y abandonada. Y ese día, Dios se glorificó. Esta historia no la copié de una novela, esto me sucedió a mí. Lo que HOY crees que es una historia de terror, puede ser tu testimonio, solo si CONFÍAS EN DIOS.

Esto es lo que quiero que sepas sobre el plan que Dios tiene para ti. No es importante vivir recordando lo que nos hicieron o como nos dejaron. Vive de tal forma que tengas un testimonio, que puedas decir: “esto fue lo que me pasó, pero mira lo bien que me va.”

Estas son las promesas que Dios tiene para ti.

1. No trates de vengarte, ni le desees mal a nadie. Dios actuará por ti.

 

 

2. Sacúdete el polvo del rechazo. Tienes que continuar viviendo. Sin ataduras, sin complejos, sin dolor.

 

 

3. Olvidarás lo malo. Lo buscarás y no podrás encontrarlo porque dejó de existir. Y lo que creías que era una árbol mas grande que tú,  es en realidad una hoja seca debajo de tu pie.

 

 

4. Eres libre de hacer lo que quieras, pero no todo conviene. Vive de tal forma que la gente te respete.

 

 

5. Demuestra con tu madurez, testimonio y estilo de vida que no solo eres DIVORCIADA sino que también eres BENDECIDA.

 

 

6. Alguien aprenderá una lección de esta situación.

 

 

7. Más lecciones de vida.

 

 

8. No se deje aconsejar mal. Tampoco sigas malos ejemplos.

 

 

9. Si pueden ser amigos y si puedes orar por los que te hirieron. Mira que la recompensa es grande. Doble arco iris, doble bendición.

 

Esto lo hice yo y me funcionó. Entiendo que es un muy difícil cuando te abandonan por otra mujer. Sé como te sientes. Recibo a diario mensajes de muchas mujeres sufriendo por el abandono de un esposo. Por eso escribí este blog. Si su esposo quiere reconciliarse con usted luego de una situación como esta, también es posible que Dios restaure su matrimonio. Eso sería lo ideal. Pero este blog es para aquellas mujeres que nunca recibieron una oferta de reconciliación de parte del esposo.  Hoy yo estoy reconciliada con Dios, con el padre de mi hijo (con el que tengo una relación cordial y el cual es un excelente padre para mi hijo) y con aquella mujer que no fue, ni es, ni será importante en mi vida.  Dios es bueno en todo momento y se glorifica aún en la peor de las situaciones. Y usted, ¿va a seguir guardando rencor por lo que le hicieron ayer, hace un mes o 10 años atrás? El presente es maravilloso y el futuro es prometedor. SANA, PERDONA, VIVE y SE FELIZ. Bendiciones.

Lee esto si has sido abandonada con hijos…

Érase una vez la historia de una esclava egipcia llamada Agar  y su hijo Ismael. Los dos fueron abandonados a su suerte en el desierto, donde ellos anduvieron errantes. ¿Cuál fue el motivo de esta crueldad? Ella le parió un hijo a su amo Abraham, con el permiso de la esposa de éste, pero cuando la esposa pudo tener un hijo propio, la echaron a la calle, mejor dicho, al desierto. ¿Qué de que novela saqué esta historia? De la Santa Biblia, Génesis 21: 9-21. No dejes de leer el final de este blog, porque aunque no leas la historia directamente de la Biblia, me imagino que ahora quieres saber el desenlace de la historia.

“Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba”


Pobre Agar… se le prometieron cosas buenas si le daba un descendiente a Abraham. Ella accedió, pensó que estaba haciendo el mejor negocio de su vida, algo que le daría prestigio y le aseguraría un porvenir. Como muchas de nosotras, que creemos que si le damos un hijo a alguien (esposo o no, no hace diferencia) éste se va quedar con nosotras, va a proveer para nosotras y que será incondicional para siempre. Pero muchas veces la historia se revierte…la historia de amor se convierte en tragedia…para nosotras.

Les dije que yo era una samaritana del pozo…pero también tengo un poco de Agar. Uno de esos maridos me hizo vivir en carne propia la historia de Agar, terminé embarazada y abandonada. Con hijos y abandonada. Con niños con necesidades especiales y abandonada. Sin trabajo y abandonada. Enferma y abandonada. ¿Cuál será tu caso? Sé que muchas de ustedes tienen historias similares.

Gracias Dios, porque me pusiste un ejemplo en El Libro, que me dice que hacer y que muestra tu mano misericordiosa aún para una Agar, la sirvienta abandonada con un hijo. Esta es la enseñanza que obtuve de esta historia. Si has pasado por un abandono o estás pasando por esto, lee esta historia y aférrate a esta enseñanza.

!ABRE TUS OJOS, 

LEVÁNTATE 

Y NO TEMAS, 

TE DICE EL SEÑOR!

Lo que Agar hizo que no le funcionó: SE SENTÓ A ESPERAR LO PEOR.

“Y le faltó el agua del odre, y echó al 

muchacho debajo de un arbusto,

y se fue y se sentó enfrente,

 a distancia de un tiro de arco;

porque decía: No veré cuando

 el muchacho muera”


Eso es lo que muchas de nosotras hacemos, cuando estamos en crisis, nos sentamos a esperar lo peor en vez de actuar con fortaleza para salir lo antes posible de la situación…

LO QUE DIOS HIZO POR ELLA, SIN SIQUIERA ELLA PEDÍRSELO

-LE DIJO NO TEMAS

-LE DIJO LEVÁNTATE

-DIOS LE ABRIÓ LOS OJOS

“Y oyó Dios la voz del muchacho;

 y el ángel de Dios llamó a 

Agar desde el cielo,y le dijo:


porque Dios ha oído la voz 

del muchacho en donde está. 

LEVÁNTATE, alza al muchacho,

 y sostenlo con tu mano, 

porque yo haré de él una gran nación.

 Entonces DIOS LE ABRIÓ LOS OJOS,

 y vio una fuente de agua; 

y fue y llenó el odre de agua, 

y dio de beber al muchacho”

Y ahora el desenlace de esta historia…dice la Biblia que este niño abandonado se convirtió en un arquero y de él salió una gran nación.

“…porque yo haré de él una gran nación.

Y Dios estaba con el muchacho; 

y creció, y habitó en el desierto, 

y fue tirador de arco”

Pero dicen por ahí (la historia, no en la Biblia) que él y su descendencia heredaron  lo que hoy se conoce como Arabia Saudita, donde están las mayores reservas de petróleo del mundo. Después de todo, nada mal para ser la descendencia de un niño abandonado a su suerte junto a su madre en el desierto.

Hoy te digo, no importa quién es el padre de tus hijos ni donde está, ni con quién se fue, ni como te dejó… tu proveedor es Dios y todo le pertenece a Él. Tus hijos son los mejores para ti y para Dios. Dios tiene grandes cosas reservadas para ellos…Encomienda cada paso al Señor, no busques venganza, concéntrate solo en ti y en tus hijos, eso lo hice yo y me funcionó…No solo sobreviví un embarazo abandonada, sino que luego de parir a mi hijo (lo llame Gabriel en honor al Ángel que le dijo a María- ¡NO TEMAS!- cuando ella estaba embarazada de Jesús), Dios hizo cosas maravillosas conmigo. Vagaba en el desierto y el Señor se apiadó de mí. Ya no soy más vagabunda, ahora heredé cosas buenas… porque confié en Jehová.

©samaritanadelpozo 2017

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™

#divorciadaybendecida 

Como enfrentar el bochorno que causa un divorcio

Esta foto la tomé a las dos de la tarde en un día soleado cerca de St. Augustine, FL. Me impresionó lo oscuro que se veía el horizonte en la foto, cuando en realidad había mucha claridad ese día. Me hizo recordar los días en que aun siendo buenos yo creía que todo estaba oscuro. Mis situaciones eran tantas y se iban acumulando año tras año, que me refugiaba donde fuera oscuro y donde nadie pudiera verme. Me encontraba en la “hora sexta” de mi vida. La hora del escondite, la hora en que nadie podía verme, la hora en que nadie me podía juzgar.

Eso mismo le sucedió a la samaritana del pozo. Ella fue a buscar agua al pozo en la “hora sexta”, que de acuerdo a la hora en los tiempos bíblicos, era alrededor del mediodía. Normalmente las mujeres recogían agua en el pozo en las horas frescas del día, cuando no había mucho sol, en la mañana y al atardecer. Pero esta mujer fue a buscar agua al pozo al mediodía, probablemente para evitar encontrarse con alguien que le pudiera reprochar su pasado y su estilo de vida.

“Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó allí junto al pozo.

Era como la HORA SEXTA.

Vino una mujer de Samaria a sacar agua”

Juan 4:6-7

Muchas mujeres, cuando ya le es imposible fingir más apariencias, recurren a la “hora sexta”. Esta es la hora en que se encierran en su mundo, se alejan de la familia y las amistades, empiezan a faltar al trabajo, cierran sus cuentas en las redes sociales, cambian de iglesia o dejan de ir a la iglesia…se deprimen, se alejan, y evitan a cualquier costo frecuentar los sitios a los que iba antes.

“LA HORA SEXTA ES LA HORA CUANDO TE ESCONDES PARA EVITAR EL BOCHORNO”

¡Qué difícil es la hora sexta! Y pensarás… traté y traté de evitar enfrentarme a la realidad pero ya acepté que:

Mi marido se fue con otra

Mi marido era homosexual

Mi marido nunca me quiso

Mi marido no me aguanta más

Mi marido no perdonó lo que hice

Mi marido me pidió el divorcio

Mi marido anda divirtiéndose sin mí

A mi marido no le importan sus hijos

Mi marido me dejó sin dinero, sin comida, sin carro

Y ya sabes que tu marido nunca va a regresar.

Y tienes que darle cara a la situación…pero primero vas a seguir en la “hora sexta” por unos días más, hasta que te sientas mejor. Duele aceptar lo que pasó, duele pensar en lo que te toca enfrentar, como explicarle a la familia y amistades. Pero lo peor, es enfrentarse a uno mismo.

Yo he pasado por muchas “hora sexta” y eso duele. Te duele el alma y hasta te duele el cuerpo. Pero la experiencia me ha enseñado que mientras más rápido te muevas de la “hora sexta”, mejor será para ti y los que te rodean. Aquí te escribo algunos Salmos de la Biblia que te ayudaran a salir de la “hora sexta” lo más rápido posible. Y recuerda, no busques venganza. Ten cuidado de quien aceptas consejos. No sea que por no seguir la palabra de Dios y si seguir las palabras de tías, hermanas, primas y de toda la gente que va a venir a aconsejarte, termines en una situación más difícil.

Salmos 22:24

Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido,

Ni de él escondió su rostro;

Sino que cuando clamó a él, le oyó.

Salmos 27:10

Aunque mi padre y mi madre me dejaran,

Con todo, Jehová me recogerá.


Salmos 30:11

Has cambiado mi lamento en baile

Salmos 71:20

Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida.

Salmos 73:21

Se llenó de amargura mi alma,

Y en mi corazón sentía punzadas.

Salmos 91:9-10

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación,

No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Salmos 121: 1

Alzaré mis ojos a los montes;

¿De dónde vendrá mi socorro?

Salmos 138:7

Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás.


  • ©samaritanadelpozo 2017
  • ¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™
  • #divorciadaybendecida