Si crias niños sola te has preguntado: ¿Para qué sirve un padre de lejos?

Hace años me llamaron de la escuela de mi hija para que pasara por la oficina a recogerla por un asunto de mala conducta. No recuerdo bien para que me llamaron ese dia ya que me llamaban regularmente. Tal vez fue el dia en que mi preciosa hija decidió meter en el inodoro el diccionario de una nena que la acosaba y le pegaba. Ir a la escuela a resolver problemas era tan normal para mi, que a veces hasta lo extraño. (es broma).

Cuando llegamos a la casa, castigué a mi hija. Luego se me ocurrió una idea. Pensé, ¿qué tal si llamo a su papá que vive en otro país y le digo que la regañe por lo que hizo? Asi lo hice, lo llamé, le expliqué el problema y le entregué el teléfono a mi hija para que recibiera su merecido a través de las ondas telefónicas. Entonces calladamente me fui al otro teléfono de la casa (de esos teléfonos con cables) a espiar la conversación. Lo que escuché me decepcionó totalmente. Hablaron 10 minutos y el nunca le mencionó el problema ni la regañó. Por el contrario escuché esto: “¿Cómo está la preciosa princesa de papá?” y otras cosas lindas más. ¡Yo no podía creerlo! Desde ese día me he estado preguntando ¿PARA QUÉ SIRVE UN PADRE DE LEJOS? Muchas veces he tenido que elevar los ojos al cielo para tratar de recobrar el juicio, porque las frustraciones de criar hijos sola han sido muchas.

Esa conversación con el padre de mi hija fue hace más de 15 años, pero… ayer llamé al padre de mi hijo de 12 años, el cual vive a 3 horas de nosotros. Le di quejas de mi hijo y me dijo: “Quisiera ayudar más pero sabes que estoy lejos. Y cuando el viene acá no puedo castigarlo, si casi ni lo veo. Hablaré con el a ver que se puede hacer desde acá.” Le dije que entendía eso y en verdad lo entiendo. Desde ayer y una vez más en mi vida, me he estado preguntando ¿PARA QUÉ SIRVE UN PADRE DE LEJOS?

NOTA: Nada de lo que aquí aconsejo es valido si el padre de sus hijos es un abusador, tiene problemas de drogadicción, problemas legales, etc. TOME COMO CIERTO TODAS LAS QUEJAS QUE SUS HIJOS DEN DE SUS PADRES E INVESTIGUE INMEDIATAMENTE. YO TENGO MUY CLARO QUE NO TODOS LOS PADRES SON BUENOS. En este escrito me refiero a hombre normales, con buen corazón hacia sus hijos, los cuales también necesitan saber de sus hijos e involucrarse en su crianza sea de lejos o de cerca. Que un hombre la hizo sufrir a usted, que la dejó por otra, etc, no son razones para impedirle a un hombre que vea, hable o se relacione con sus hijos.

Soy amiga del positivismo, me gusta mirar lo que tengo y no lo que me falta. A veces me ataca el cansancio y me siento como una mujer cuyo vientre fue alquilado para hacerle el favor de parirle un hijo a un hombre. Otros dias me siento como una secretaria dándole reportes a un padre ausente. Casi todos los días me siento como niñera que fue contratada para cuidarle los hijos a un padre que está lejos y que no se sabe cuando regresa. Y luego recuerdo que no fui forzada a parir a mis hijos, asi que a fin de cuentas son mi responsabilidad, la cual acepté el dia que me embaracé. Aquí les escribo lo que recibo y doy con cada uno de los padres de mis dos hijos, el resto de lo que me falta lo obvio, porque no hay mucho que se pueda hacer. Te aconsejo que permitas una relación hijo/padre ya sea que ese hombre está cerca o lejos.

  1. Cuando llega a buscar su hijo, lo recibo sin importar si hace semanas que no sabemos de él.
  2. Cuando llama por teléfono, le contesto.
  3. Agradezco a Dios que no tengo un hijo huérfano.
  4. A veces me siento orgullosa de que sé quien es el padre de mi hijo y que lo reconoció como suyo.
  5. Si tiene una pregunta sobre sus hijo, se la aclaro.
  6. Si el hijo esta enfermo, lo notifico.
  7. Reconozco que mi hijo es de los dos, no solo mio, mi hijo no es mi “propiedad”
  8. Si el hijo hace algo muy malo, llamo al padre para que le de consejo por teléfono.
  9. Si mi hijo se queja de algo sobre su padre, reacciono inmediatamente. Siempre le creo a mis hijos.
  10. Mientras menos sepa de los familiares del padre de mi hijo, mejor. Eso es entre él y mi hijo. Yo no tengo que participar de esa relación.
  11. Cuando mi hijo hace cosas buenas, le envio un mensaje o una foto. Espero que me devuelva el favor cuando mi hijo esta con el.
  12. Si se lleva a mi hijo de vacaciones, lo celebro y aprovecho para descansar.
  13. Le dejo saber a mi hijo la bendición de tener dos casas, dos cuartos y dos familias que lo quieren.
  14. Si el padre viene a alguna graduación en la escuela, nos sentamos juntos como una familia.
  15. Si pasan muchos dias sin saber del padre, le digo a mi hijo que le escriba. Eso no es rebajarse, eso es enseñarle amor a sus hijos.
  16. Haga un esfuerzo por no hablarle a su hijo mal de su papa. (El esfuerzo es grande, a veces yo quisiera explotar y decirle una que otra mala cosa de su papa…pero no lo hago)
  17. Mi hijo sabe que en DIOS tenemos un padre que nunca abandona, que nos protege y nos provee. Cuando todo lo demas falla, Dios siempre permanece fiel.
  18. En resúmen, un “padre de lejos” sirve para muchas cosas incluyendo que puede ofrecer amor, apoyo económico y moral desde lejos y muchas cosas buenas cuando logran compartir de cerca.

Pero sobre todas las cosas, me importa poco si el padre de mi hijo tiene una mujer nueva, si regresó con la novia antigua, si dejó a la que tenía, etc etc etc, si tiene carro nuevo, si ahora gana más dinero, si su casa es más grande que la mía.

Tampoco castigo a los padres de mis hijos por progresar. Eso quiere decir que no corro al centro judicial a pedir un aumento para alimentos de niños, cada vez que le suben el sueldo o se compran un carro o se van de vacaciones. O sea que SU VIDA ES SU VIDA Y LA MIA ES LA MIA. Por ley me tienen que dar dinero para mis hijos pero no les tengo un radar vigilando lo que hacen para ver como saco beneficio.

En cambio, me concentro en darle una buena crianza a mis hijos, teniendo a TODOS de mi lado, ya que no se cuando los voy a necesitar. Se lo que muchas estan pensando: “Es que tu no sabes mi historia, es que tu no sabes lo que el me hizo, es que tu no sabes….” Y yo como una buena amiga te voy a contestar: “Es que tu tampoco sabes lo que me hicieron a mi, pero por la felicidad de mis hijos YO HAGO LO QUE SEA NECESARIO.”

Mujer, sus hijos van a crecer. Ya mi hija tiene 23 años y se gradua de la universidad en tres meses. Ahora la tengo que mirar a la cara y darle cuentas por las decisiones que tomé por ella. Ella ama a su padre y aunque nadie me da las gracias, yo les digo “De nada” porque si eso es así, es porque yo lo fomenté y lo permití. No me arrepiento de haberla enviado a pasar cada Navidad y vacaciones de verano con su padre. Por hacer eso, pasé mucha soledad porque me quedaba sola, pero hoy no me arrepiento. Los hijos no tienen que sufrir todas nuestras penas, en cambio nosotros si tenemos que sufrir las de ellos. Eso se llama ser madres que fue la vida que escogimos. Con mi hijo, estoy siguiendo el mismo proceso y todo va bien.

De paso, les doy un consejo, NO SE EMBARACEN DE CADA MARIDO o NOVIO QUE TENGAN. UN HIJO NO RETIENE A UN HOMBRE. Dios las bendiga y les regale sabiduría para criar niños felices, aunque eso signifique que usted no se beneficie de esa felicidad. Comparta a su hijo con su padre.

Samaritana Del Pozo/Betzaida Vargas 2019 ©

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!®

Un abandono, una amante y un bello futuro

Un matrimonio, juventud, trabajo estable, un hogar y un niño en el vientre.

¿Qué más podría una mujer necesitar para asegurarse un bello futuro?

Creía que lo tenía todo y que estaba en el tope del mundo. Pero Dios me tenía reservada para otros propósitos. Antes de casarme, Dios mismo me dio varias oportunidades para que yo no continuara aquella relación y yo lo desobedecí. El padre de mi hijo dejó la casa cuando yo tenía dos meses de embarazada. Poco después ya él vivía con una amante. Nunca estuve interesada en los detalles de cómo ni cuándo se conocieron. Nunca quise ver el rostro de esa mujer. Solo sabía su primer nombre. Recuerdo que mientras mi hijo crecía en mi vientre, mi marido estaba siendo entretenido por otra, mientras yo lloraba y leía la Biblia. Empecé a apoyarme en la palabra de Dios y eso era lo único que me mantenía viva. Sé que algunas de ustedes tienen historias parecidas a la mía. Por eso les quiero contar el desenlace de un abandono, una amante y un bello futuro. Quiero que sepan lo que puede suceder si en medio de la desgracia, SOLO CONFÍAN EN DIOS.

Ese esposo nunca regresó. Tampoco se quedó con la amante. Y pasaron 8 largos años y un día…ese rostro de la amante que nunca quise ver…Dios lo puso frente a mí en una reunión de negocios. Mi sorpresa fue enorme. Supe por su nombre y por cómo se expresaba, que era ella. Más tarde ese día lo confirmé con mi ex esposo. Y días más tarde estuve con ella en un almuerzo de negocios. Y tuvimos una conversación larga y cordial. Pero nunca hablamos de lo que pasó. Pretendimos que no sabíamos quién era la otra. Y hasta me pareció buena persona. Yo no tenía deseos de conocerla, pero sé que Dios le dio a ella la oportunidad de conocer a la ESPOSA. No a aquella esposa embarazada, sino a una feliz mujer recién convertida al cristianismo y vuelta a casar con un hombre cristiano que me estaba ayudando a criar a mi hijo. Y vio ella lo que Dios había hecho con aquella mujer triste y abandonada. Y ese día, Dios se glorificó. Esta historia no la copié de una novela, esto me sucedió a mí. Lo que HOY crees que es una historia de terror, puede ser tu testimonio, solo si CONFÍAS EN DIOS.

Esto es lo que quiero que sepas sobre el plan que Dios tiene para ti. No es importante vivir recordando lo que nos hicieron o como nos dejaron. Vive de tal forma que tengas un testimonio, que puedas decir: “esto fue lo que me pasó, pero mira lo bien que me va.”

Estas son las promesas que Dios tiene para ti.

1. No trates de vengarte, ni le desees mal a nadie. Dios actuará por ti.

 

 

2. Sacúdete el polvo del rechazo. Tienes que continuar viviendo. Sin ataduras, sin complejos, sin dolor.

 

 

3. Olvidarás lo malo. Lo buscarás y no podrás encontrarlo porque dejó de existir. Y lo que creías que era una árbol mas grande que tú,  es en realidad una hoja seca debajo de tu pie.

 

 

4. Eres libre de hacer lo que quieras, pero no todo conviene. Vive de tal forma que la gente te respete.

 

 

5. Demuestra con tu madurez, testimonio y estilo de vida que no solo eres DIVORCIADA sino que también eres BENDECIDA.

 

 

6. Alguien aprenderá una lección de esta situación.

 

 

7. Más lecciones de vida.

 

 

8. No se deje aconsejar mal. Tampoco sigas malos ejemplos.

 

 

9. Si pueden ser amigos y si puedes orar por los que te hirieron. Mira que la recompensa es grande. Doble arco iris, doble bendición.

 

Esto lo hice yo y me funcionó. Entiendo que es un muy difícil cuando te abandonan por otra mujer. Sé como te sientes. Recibo a diario mensajes de muchas mujeres sufriendo por el abandono de un esposo. Por eso escribí este blog. Si su esposo quiere reconciliarse con usted luego de una situación como esta, también es posible que Dios restaure su matrimonio. Eso sería lo ideal. Pero este blog es para aquellas mujeres que nunca recibieron una oferta de reconciliación de parte del esposo.  Hoy yo estoy reconciliada con Dios, con el padre de mi hijo (con el que tengo una relación cordial y el cual es un excelente padre para mi hijo) y con aquella mujer que no fue, ni es, ni será importante en mi vida.  Dios es bueno en todo momento y se glorifica aún en la peor de las situaciones. Y usted, ¿va a seguir guardando rencor por lo que le hicieron ayer, hace un mes o 10 años atrás? El presente es maravilloso y el futuro es prometedor. SANA, PERDONA, VIVE y SE FELIZ. Bendiciones.

Soy divorciada con varios niños y muchos apellidos

Rumores y más rumores…

“¿Serán todos sus hijos del mismo hombre?”

“Esos nenes no se parecen, deben ser de padres diferentes.”

“Cada hijo de esa mujer es de un hombre diferente.”

“Los hijos de ella son bastardos.”

“Ella tiene hijos de todos los colores.”

Si alguna vez usted se ha sentido juzgada o desacreditada por esta razón,

se identificará con este verse bíblico:

 

Varios años atrás estaba de camping con mi familia en Pennsylvania, EE.UU. En la entrada de cada campamento las familias tenían un letrero con el nombre familiar, por ej. la familia Pérez tenía un letrero que decía, “Los Pérez”. Y entonces llegué yo con mis dos hijos y con mi esposo, que no es el padre de mis hijos. Todos en mi casa tenemos un apellido diferente, por lo cual era complicado poner un letrero anunciando quienes éramos por ser una mezcla convertida en una nueva familia. El problema quedó resuelto cuando decidimos no poner ningún letrero. Hubiese sido confuso para mucha gente y no teníamos deseos de explicarle a los curiosos el por qué de tantos apellidos, que en adición de ser muchos… eran apellidos hispanos y raros para los americanos.

Otro ejemplo es cuando voy a las escuelas o médicos con mis hijos y me llaman por los apellidos de mis hijos, que son los apellidos de mis dos exesposos. Yo respondo amablemente como si en realidad ese fuera mi nombre. Después de todo, esos son los apellidos que yo escogí para mis hijos y los cuales hice míos también, aunque no los lleve legalmente. Me explico…el día que decidí embarazarme de mis dos exesposos yo ya sabía cuál apellido iban a tener mis hijos. Ese apellido, el padre y la familia paterna que mis dos hijos tienen se las escogí yo.

Como ven, es un poco bochornoso tener que vivir explicando que, aunque los crié en mi vientre y los parí, mis hijos y yo no tenemos el mismo apellido. Pero lo que no entiendo es como hay gente que todavía asume que todos los que se llaman familia y viven en una misma casa tienen que tener el mismo apellido. Yo he escuchado muchos tipos de bromas, murmuraciones y hasta desprecios de aquellas y aquellos que creen tienen la familia perfecta solo porque todos tienen el mismo apellido y se parecen físicamente. Hay múltiples razones por las cuales la gente que son familia no usan los mismos apellidos:

  • Los hijos son de diferentes padres
  • Los niños son adoptados legalmente y no se les cambió el apellido o sencillamente los adoptaron sin ningún procedimiento legal.
  • Es una familia mixta, es decir una familia donde el esposo y la esposa tenían hijos antes de casarse.
  • Hijos de madres solteras, a los cuales se les puso el apellido del padre, pero el padre no está presente.

Esta es la palabra de aliento que les tengo a las divorciadas, vueltas a casar, madres solteras y a aquellas que ni saben quién es el padre de su hijo. De jóvenes soñamos con el príncipe azul, con tener una casa linda y con tener todos los niños del mismo padre. Luego vino la realidad y al final terminamos con varios niños de varios maridos. Eso forma parte de tu pasado y no debe ser motivo de vergüenza para ti. De lo que se habla poco es de la otra cara de la moneda que son: aquellas mujeres que intencionalmente le paren todos los hijos al mismo hombre solo por decir que son del mismo padre. Aunque no lo amen, aunque las maltrate, aunque sea un mal padre. O las que dicen que el niño es del esposo y le ponen su apellido, pero se sabe que no es cierto. Ninguna de las anteriores fueron buenas elecciones. Todas tenemos una historia para contar, algunas hacemos de nuestra historia un testimonio, otras la convierten en una vergüenza para ocultar y otras la convierten en mentiras que a la tumba se llevarán.

 

Mujer que crías niños sola, aquí te doy una palabra de aliento.

 

1. Tu familia y tus hijos te los dio Dios. Siéntete orgullosa de que tienes hijos y una familia,

hay mujeres que no han podido tener hijos.

 

  “Antes que te formase en el 

vientre te conocí”   

  • Jeremías 1:5

     

    2. Tu estás enviada por Dios a edificar y defender tu casa.

    Tu familia no puede ser motivo de vergüenza para ti.

    Defiende tu familia. Tu también tienes una familia. No estas incompleta, Dios está contigo.

 

3. Tus hijos tienen derecho a saber de dónde salió el apellido que llevan.

Eso es parte de su historia.

No te lleves secretos a la tumba.

Permite que se relacionen con la familia paterna.

Tomad el censo de toda la  congregación

de los hijos de Israel por sus familias, por las casas de sus padres,

con la cuenta de los nombres, todos los varones por sus cabezas”

Números 1:2

 

 4. Ten preparada la retórica que le vas a decir a la gente que le encanta mirarte con desprecio.

Yo he sentido esa mirada muchas veces. Mujer, aprende a defenderte.

No debemos darle explicaciones a la gente, pero si hay que aprender a responder adecuadamente.

 

5. Haz lo mejor que puedas para criar a tus hijos y sus frutos hablarán por si solos.

Cancela, rechaza y anula todas las estadísticas que predicen maldición para ti y tus hijos.

Cree en las promesas que Dios te da. Si, Dios bendice tu familia también.

 

Dios no desampara a las madres solteras o divorciadas que están criando niños solas. Tampoco Dios te desprecia porque tus hijos sean de diferentes padres. Hay muchas promesas en la Biblia para las mujeres solas con niños. Ni usted ni yo somos las primeras en pasar por esta situación. Mantenga su frente en alto. Haga todo lo que pueda para criar bien a sus hijos. Y el tiempo y Dios se encargarán de pasar juicio, no sobre usted,  sino sobre todos aquellos que la juzgaron mal.

Mirando a el futuro sería prudente que no nos dejemos hacer más cuentos por parte de los hombres. No somos vientres alquilados para darle hijos a hombres que no quieren compromisos con nosotras. Somos mujeres de carne y hueso y con sentimientos. Como ya sabemos lo que siente al criar niños solas, es mejor solo tener hijos dentro del matrimonio. De igual forma se puede ir el esposo y dejarte criando niños sola, pero te quedará la satisfacción de que hiciste tu parte.

 

Betzaida