Si crias niños sola te has preguntado: ¿Para qué sirve un padre de lejos?

Hace años me llamaron de la escuela de mi hija para que pasara por la oficina a recogerla por un asunto de mala conducta. No recuerdo bien para que me llamaron ese dia ya que me llamaban regularmente. Tal vez fue el dia en que mi preciosa hija decidió meter en el inodoro el diccionario de una nena que la acosaba y le pegaba. Ir a la escuela a resolver problemas era tan normal para mi, que a veces hasta lo extraño. (es broma).

Cuando llegamos a la casa, castigué a mi hija. Luego se me ocurrió una idea. Pensé, ¿qué tal si llamo a su papá que vive en otro país y le digo que la regañe por lo que hizo? Asi lo hice, lo llamé, le expliqué el problema y le entregué el teléfono a mi hija para que recibiera su merecido a través de las ondas telefónicas. Entonces calladamente me fui al otro teléfono de la casa (de esos teléfonos con cables) a espiar la conversación. Lo que escuché me decepcionó totalmente. Hablaron 10 minutos y el nunca le mencionó el problema ni la regañó. Por el contrario escuché esto: “¿Cómo está la preciosa princesa de papá?” y otras cosas lindas más. ¡Yo no podía creerlo! Desde ese día me he estado preguntando ¿PARA QUÉ SIRVE UN PADRE DE LEJOS? Muchas veces he tenido que elevar los ojos al cielo para tratar de recobrar el juicio, porque las frustraciones de criar hijos sola han sido muchas.

Esa conversación con el padre de mi hija fue hace más de 15 años, pero… ayer llamé al padre de mi hijo de 12 años, el cual vive a 3 horas de nosotros. Le di quejas de mi hijo y me dijo: “Quisiera ayudar más pero sabes que estoy lejos. Y cuando el viene acá no puedo castigarlo, si casi ni lo veo. Hablaré con el a ver que se puede hacer desde acá.” Le dije que entendía eso y en verdad lo entiendo. Desde ayer y una vez más en mi vida, me he estado preguntando ¿PARA QUÉ SIRVE UN PADRE DE LEJOS?

NOTA: Nada de lo que aquí aconsejo es valido si el padre de sus hijos es un abusador, tiene problemas de drogadicción, problemas legales, etc. TOME COMO CIERTO TODAS LAS QUEJAS QUE SUS HIJOS DEN DE SUS PADRES E INVESTIGUE INMEDIATAMENTE. YO TENGO MUY CLARO QUE NO TODOS LOS PADRES SON BUENOS. En este escrito me refiero a hombre normales, con buen corazón hacia sus hijos, los cuales también necesitan saber de sus hijos e involucrarse en su crianza sea de lejos o de cerca. Que un hombre la hizo sufrir a usted, que la dejó por otra, etc, no son razones para impedirle a un hombre que vea, hable o se relacione con sus hijos.

Soy amiga del positivismo, me gusta mirar lo que tengo y no lo que me falta. A veces me ataca el cansancio y me siento como una mujer cuyo vientre fue alquilado para hacerle el favor de parirle un hijo a un hombre. Otros dias me siento como una secretaria dándole reportes a un padre ausente. Casi todos los días me siento como niñera que fue contratada para cuidarle los hijos a un padre que está lejos y que no se sabe cuando regresa. Y luego recuerdo que no fui forzada a parir a mis hijos, asi que a fin de cuentas son mi responsabilidad, la cual acepté el dia que me embaracé. Aquí les escribo lo que recibo y doy con cada uno de los padres de mis dos hijos, el resto de lo que me falta lo obvio, porque no hay mucho que se pueda hacer. Te aconsejo que permitas una relación hijo/padre ya sea que ese hombre está cerca o lejos.

  1. Cuando llega a buscar su hijo, lo recibo sin importar si hace semanas que no sabemos de él.
  2. Cuando llama por teléfono, le contesto.
  3. Agradezco a Dios que no tengo un hijo huérfano.
  4. A veces me siento orgullosa de que sé quien es el padre de mi hijo y que lo reconoció como suyo.
  5. Si tiene una pregunta sobre sus hijo, se la aclaro.
  6. Si el hijo esta enfermo, lo notifico.
  7. Reconozco que mi hijo es de los dos, no solo mio, mi hijo no es mi “propiedad”
  8. Si el hijo hace algo muy malo, llamo al padre para que le de consejo por teléfono.
  9. Si mi hijo se queja de algo sobre su padre, reacciono inmediatamente. Siempre le creo a mis hijos.
  10. Mientras menos sepa de los familiares del padre de mi hijo, mejor. Eso es entre él y mi hijo. Yo no tengo que participar de esa relación.
  11. Cuando mi hijo hace cosas buenas, le envio un mensaje o una foto. Espero que me devuelva el favor cuando mi hijo esta con el.
  12. Si se lleva a mi hijo de vacaciones, lo celebro y aprovecho para descansar.
  13. Le dejo saber a mi hijo la bendición de tener dos casas, dos cuartos y dos familias que lo quieren.
  14. Si el padre viene a alguna graduación en la escuela, nos sentamos juntos como una familia.
  15. Si pasan muchos dias sin saber del padre, le digo a mi hijo que le escriba. Eso no es rebajarse, eso es enseñarle amor a sus hijos.
  16. Haga un esfuerzo por no hablarle a su hijo mal de su papa. (El esfuerzo es grande, a veces yo quisiera explotar y decirle una que otra mala cosa de su papa…pero no lo hago)
  17. Mi hijo sabe que en DIOS tenemos un padre que nunca abandona, que nos protege y nos provee. Cuando todo lo demas falla, Dios siempre permanece fiel.
  18. En resúmen, un “padre de lejos” sirve para muchas cosas incluyendo que puede ofrecer amor, apoyo económico y moral desde lejos y muchas cosas buenas cuando logran compartir de cerca.

Pero sobre todas las cosas, me importa poco si el padre de mi hijo tiene una mujer nueva, si regresó con la novia antigua, si dejó a la que tenía, etc etc etc, si tiene carro nuevo, si ahora gana más dinero, si su casa es más grande que la mía.

Tampoco castigo a los padres de mis hijos por progresar. Eso quiere decir que no corro al centro judicial a pedir un aumento para alimentos de niños, cada vez que le suben el sueldo o se compran un carro o se van de vacaciones. O sea que SU VIDA ES SU VIDA Y LA MIA ES LA MIA. Por ley me tienen que dar dinero para mis hijos pero no les tengo un radar vigilando lo que hacen para ver como saco beneficio.

En cambio, me concentro en darle una buena crianza a mis hijos, teniendo a TODOS de mi lado, ya que no se cuando los voy a necesitar. Se lo que muchas estan pensando: “Es que tu no sabes mi historia, es que tu no sabes lo que el me hizo, es que tu no sabes….” Y yo como una buena amiga te voy a contestar: “Es que tu tampoco sabes lo que me hicieron a mi, pero por la felicidad de mis hijos YO HAGO LO QUE SEA NECESARIO.”

Mujer, sus hijos van a crecer. Ya mi hija tiene 23 años y se gradua de la universidad en tres meses. Ahora la tengo que mirar a la cara y darle cuentas por las decisiones que tomé por ella. Ella ama a su padre y aunque nadie me da las gracias, yo les digo “De nada” porque si eso es así, es porque yo lo fomenté y lo permití. No me arrepiento de haberla enviado a pasar cada Navidad y vacaciones de verano con su padre. Por hacer eso, pasé mucha soledad porque me quedaba sola, pero hoy no me arrepiento. Los hijos no tienen que sufrir todas nuestras penas, en cambio nosotros si tenemos que sufrir las de ellos. Eso se llama ser madres que fue la vida que escogimos. Con mi hijo, estoy siguiendo el mismo proceso y todo va bien.

De paso, les doy un consejo, NO SE EMBARACEN DE CADA MARIDO o NOVIO QUE TENGAN. UN HIJO NO RETIENE A UN HOMBRE. Dios las bendiga y les regale sabiduría para criar niños felices, aunque eso signifique que usted no se beneficie de esa felicidad. Comparta a su hijo con su padre.

Samaritana Del Pozo/Betzaida Vargas 2019 ©

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!®

3 ideas para liberarte de gente malintencionada

Aprende a manejar a esa gente que desea verte caer, a los que no creen en ti, a los que te desean lo peor.

samaritanadelpozo.com

“Me empujaron con violencia

para hacerme tropezar

pero Dios vino en mi ayuda.”

Salmos 118:13

Oposición, envidia, murmuraciones, traición, ofensas, pesimismo. Estas cosas abundan en el mundo, mucho más que pensamientos positivos, amistad, ayuda y palabras de aliento. Propagan palabras de desaliento esa gente que no te ve valor, que no aprecia tus ideas y esfuerzos. De esos que no pierden la oportunidad para darte un golpe bajo, decir algo que te ponga a dudar sobre tus planes, tus ideas y los anhelos de tu corazón. Muchos se disfrazan de amigos para darte “buenos consejos” cuando en realidad te están dando un empujoncito, no para que salgas adelante sino para tumbarte al suelo. Se que todos los días tienes que batallar en la vida con ese tipo de gente que desea empujarte con violencia para que tropieces y caigas. Día a día luchas para avanzar un poco para avanzar mientras otros traman como harán para verte caer. Se que hay gente que el tiempo le sobra para sentarse ha pensar que harán en contra de otros. Esos son los mismos que nunca avanzan ni un paso y según envejecen se van amargando y se tornan peores seres humanos cada día. Para lidiar con esa gente tóxica hay que tener un plan apropiado. El plan que te voy a presentar no es complicado y consiste en tres cosas: EN NO PERMITIRTE CREER EN SUS MENTIRAS, EN CREER QUE DIOS TIENE PLANES DE BIEN PARA TI y por último, ESFORZARTE POR HACERLOS QUEDAR MAL.

Unos días atrás me tropece (literalmente, hay personas que son piedras en el camino) con una persona a la cual yo le parezco poca cosa, a juzgar por lo que opina sobre mi trabajo y lo que hago. Sin pena ninguna, me criticó muy duramente. Tuve que activar la fe que hay en mi y la confianza que tengo en Dios para discernir que esa persona estaba tratando de empujarme violentamente para que yo creyera en sus mentiras. Otros opinan sobre mis hijos, el color de mi cabello, como me visto, como hablo y como escribo. Hace mucho tiempo hubiese abandonado todo lo que hago si no fuera porque hago estas tres cosas cada vez que alguien se me presenta a hacer el papel de piedra.

Piedra en el camino = Alguien que se empeña en meterse en el medio de los planes que Dios tiene para ti.

1. NO TE PERMITAS CREER EN SUS MENTIRAS

Creer en todo lo que las piedras te dicen, te hace débil ante ti misma, ante Dios y ante los demás. Se fuerte, firme y decidida. No titubees ni por un segundo. Analiza antes de creer. Escoge de quien vas a escuchar consejos. Ignora al resto de las piedras que vienen a opinar. Desarrolla una habilidad (pídele a Dios que regalo esto, se llama sabiduria) para filtrar instantáneamente lo que las piedras te dicen. No le des lugar a la duda. Ahí mismo, en el instante en que vienen a humillarte o desanimarte, enfatiza dentro de ti “NO CREO EN TU MENTIRA”. Pídele a Dios que te enseñe a separar las piedras de los amigos. Cuando se me acerca alguien con un buen consejo, lo acepto. Diariamente, recibo asesoría, consejos, reprimendas y recomendaciones de gente a las que aprecio y que se desean lo mejor para mi. He desarrollado una habilidad increíble para identificar piedras, a las cuales saco del camino rápidamente.

2. CREE QUE DIOS TIENE PLANES DE BIEN PARA TI

Mujer, ¿a quién le crees tu? ¿A Dios o las piedras? Tu tienes que hacer decisiones cada día sobre creer. Esa decision debe ser la siguiente…cree en ti y confía en Dios. No pongas en duda los talentos, ideas o lo que sea que Dios ha depositado en ti. Las voces de las piedras son distracciones. No las escuches. Las piedras llegan a decirte: que no puedes, que nadie lo ha logrado, que es difícil, que te rindas, que hay un camino mas fácil, que hay otros mejores que tú. Nada de eso viene de parte de Dios. Hace años yo decidí creerle a Dios y confiar en el y en mi. Así es como no permito que nadie venga a poner en duda lo que ya Dios tiene para mi. Se que te sobran las piedras para desanimarte pero te animo a creer solo en Dios. El resto de lo que traten de hacerte creer, es opcional recibirlo.

3. ESFUERZATE POR HACERLOS QUEDAR MAL

Trabaja duro por lograr tus metas, desde las más sencillas hasta las más complicadas. Enfócate, concéntrate y avanza. Si algún día sientes que te falta el ánimo, usa a las piedras como una fuente de inspiración. Si, usa a esa persona que ha tratado de desanimarte como una motivación más para superarte. Imagínate la lección que recibirá esa persona cuando tú logres lo que te dijo que jamás lograrías hacer. Cuando yo tenía 28 años, estaba haciendo una maestría en negocios. Mi hija estaba pequeña, yo trabajaba a tiempo completo y estaba muy cansada. Decidí dejar la universidad. Esa misma noche se lo comenté a un vecino. Esperaba una palabra de aliento pero en cambio me dijo: “Lo sabía, yo sabía que te ibas a rendir”. Esa misma noche, en frente a esa piedra, decidí que iba a continuar mis estudios graduados. Un año más tarde me gradué.

A mi mucha gente trata de desanimarme de los planes que Dios tiene para mi. Para contrarrestar eso, leo la Biblia. En especial les recomiendo el Salmo 118. También leo historias de gente próspera, famosa e influyente, ya que a la gran mayoría de ellos, muchas piedras le dijeron lo mismo que nos dicen a tí y a mí. Que no se puede, que no lo lograrán y que es imposible. Ellos los ignoraron. Hoy esas piedras los miran desde la lejanía, envidiosos, sorprendidos de lo que ellos lograron.

Hoy te animo a NO CREER TODO LO QUE TE DICEN. Muchos le llaman a esta habilidad el tener una sana autoestima. Yo le llamo tener una confianza total en Dios. Dile a las piedras que te encuentres en el camino: “NO ME VERAS CAER PORQUE…”

“Dios está conmigo:
no tengo miedo.
Nadie puede hacerme daño,
Dios está conmigo
y me brinda su ayuda.
¡Estoy seguro de ver la derrota
de los que me odian!”

Salmos 118:6-7

Derechos Reservados -Betzaida Vargas/Samaritana del Pozo 2019

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!®




OLVIDARÁS LO MALO 

PROMESA DE DIOS PARA TI:

OLVIDARAS LO MALO

 La Biblia es muy clara al exhortarnos a OLVIDAR EL PASADO.  Eso no quiere decir que vamos a ignorar nuestro pasado completamente. Porque si no analizamos y aceptamos nuestro pasado, es probable que sigamos repitiendo los mismos errores. Recordar lo malo que te sucedió en el pasado DUELE.  Recordar lo bueno que te sucedió en el pasado también puede ser algo negativo. Si recuerdas lo bueno para edificarte pues es algo positivo, pero si recuerdas las cosas pasadas con nostalgia, pena, frustración y dolor entonces tampoco es bueno para ti. No podemos vivir diciendo:

YO ERA

YO HACIA

YO FUI

A MI ME HICIERON

MIRA COMO ME DEJARON

POR ESO SOY COMO SOY

NO HAY GENTE BUENA

NUNCA SERÁ IGUAL

MIRA LO QUE PERDÍ

 Hay que vivir en el presente, PERO, para vivir sabiamente y forjar un buen futuro, es necesario saber de donde vienes y porqué tomaste buenas y malas decisiones en el pasado. 

Digamos que tener un entendimiento claro del pasado te ayuda en el futuro.  Es por eso que se estudia historia en las escuelas, porque queremos saber de donde salimos y hacia donde vamos. A veces vemos patrones generacionales en las familias, por ejemplo, todas las niñas se embarazan antes de los 16 años, o la mayoría de las niñas en la familia son abusadas sexualmente, o el índice de educación en la familia es bajo. Vemos como repiten los mismos errores, generación tras generación.

¡Mujer, te exhorto a que tu

SEAS EL AGENTE DE 

CAMBIO EN TU FAMILIA.

Te exhorto a que seas

 tú la que ayudes

a cambiar el rumbo 

de tu familia!

 Si alguien te hizo daño y no se arrepintió de sus hechos, tú le dejas esto a cargo a Dios, que ha prometido encargarse de esa gente.

A SU DEBIDO TIEMPO, DICE EL SEÑOR …

 Y si fuiste tú quien le hice daño a otro y esta arrepentida, ten la certeza de esto:

DIOS TE PERDONA

 

¡Es de sabias saber

de donde vienes,

a donde estas y

hacia donde te 

gustaría dirigirte!


Si no sabes porque hiciste lo que hiciste, probablemente repetirás los mismos errores. Reconocer tu pasado te puede convertir en una mujer muy sabia, porque aprendes de lo que te pasó y eso te ayuda a protegerte a ti y a tu familia.

Dios te bendiga. Ánimo mujer, que tu pasado no determina tu futuro.

©samaritanadelpozo 2017
¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™
#divorciadaybendecida

Esperando al que no llega …

¡No hay escasez para las mujeres

que confían en Jehová!

En un lugar en Pennsylvania vivía una mujer inmigrante de 40 años. Ella no dominaba bien el idioma inglés. Estaba en este país lejos de su familia. También era divorciada tres veces y tenia dos hijos de padres diferentes. Ella decidió creerle a Dios la promesa de que le daría un hombre como ningún otro. No muy lejos de ella, vivía un hombre de 43 años, cristiano practicante, que había estado casado una sola vez por 16 años y llevaba divorciado 7 años.  Y Dios hizo que se conocieran. Y él vio que había algo diferente en ella y la invitó a su iglesia. Ella aceptó la invitación a pesar de que ella era católica. Al otro día se compró una Biblia y a los cuatro días de conocerlo fue con él a su iglesia. Y la iglesia y el hombre le gustaron lo suficiente como para seguir con ambos… hasta el día de hoy. Esa mujer soy yo y ese hombre es mi esposo. Yo sé que nadie apostaba a que alguien con mis cualificaciones personales podía conseguir un buen esposo. Pero Dios desafió las estadísticas que dicen que mientras más fracasos matrimoniales tienes, peor va a ser el próximo matrimonio. Y si lo hizo por mi, también lo haría por ti. Solo tienes que creer y depender en Dios. Yo supe distinguir que este hombre era diferente a los demás porque ya había conocido la historia de amor de Rut y Booz que se encuentra en el libro bíblico de Rut. Este libro tiene solo cuatro capítulos y se puede leer en menos de una hora. Yo no estudié psicología. Tampoco soy pastora ni esposa de pastor. No saqué estos pasos que te voy a recomendar de un manual de universidad.  Tampoco lo leí de un libro cualquiera ni me lo contó una amiga.  Baso esto en mi larga experiencia de fracasos y en el libro bíblico de Rut. Con el discernimiento que me ha dado Dios me atrevo a ofrecer estas recomendaciones. He entendido que hay tres grandes dilemas en este proceso de conseguir la pareja adecuada:

1. ¿Dónde encuentro el novio?

(Muy buena pregunta)

Booz se interesó por Rut

Luego Booz le preguntó al jefe de los trabajadores:

—¿Quién es esa muchacha?”

Rut 2:5

————————

Alguien tenia una intención

“—Hija mía, me siento obligada a buscarte esposo.

Quiero que tengas tu propio hogar y que vivas feliz.”

Rut 3:1

————————

El buscar pareja puede ser o no ser algo intencional.  Muchas veces la persona adecuada llega de repente, otras veces hay que hacer algo intencional para conocer esa persona.  Cuando se junta la mano de Dios con una intención grandes cosas pueden pasar. Me imagino que lo primero que te viene a la mente es: “Hay muchas mujeres buscando lo mismo que yo, no quedan hombres buenos y muchas de esas mujeres son mejores que yo, mas jóvenes que yo, mas lindas que yo.” Eso de que ya todos los hombres buenos están cogidos no es cierto. Y ni se te ocurra mirar los maridos ajenos. ¡Dios no te va a bendecir dándote el marido de otra mujer! Pero a pesar de todas las dudas que puedas tener, debes tener muy claro que no hay escasez de nada para las mujeres que confían en Jehová.

Sé que es bien complicado encontrar pareja cuando ya eres adulta, divorciada y con hijos. También sé que no existe el lugar perfecto para conocer un hombre. Puedes conocer un hombre en la iglesia, en el Internet, en un restaurante, en la universidad, en los trabajos, etc. y nada de esto te garantiza que va a ser una buena o mala persona. Es por eso que tienes que estar en oración pidiéndole a Dios que te muestre lo que debes hacer. Pudiera ser que la persona que usted cree que es la que necesitas en tu vida,  a lo mejor no es la persona que Dios tiene para usted. Y lo más importante es entender que si ese hombre te hace daño o te aleja de Dios, Dios no te lo envió. Ese no es y punto.

2. ¿Cómo hago para conocerlo bien?

(Con calma)

¿Es bueno y amable contigo?

“¡Muchas gracias, señor! 

Usted es muy bueno conmigo

y me ha hecho sentir bien.”

Rut 2:13

————————

¿Demuestra interés en tus cosas? ¿Se está acercando a ti?

“A la hora de comer, Booz invitó a Rut

y le dijo: —Ven, acércate”

Rut 2:14

————————

¿Te defiende y busca lo mejor para ti?

“—Dejen que Rut también recoja espigas

donde están los manojos de cebada. 

Además, dejen caer espigas de sus 

propios manojos

para que ella las pueda recoger.

Y no la molesten.”

Rut 2:15-16

————————

¿Reconoce lo bueno en ti y te complace?

 No tengas miedo, Rut;

toda la gente de Belén sabe que 

tú eres una buena mujer.

Por eso, voy a hacer lo que me pides.”

Rut 3:11

————————

¿Provee para ti y los tuyos?

“Rut le contó a su suegra todo lo que

 Booz había hecho por ella, y agregó:

—Booz me dio toda esta cebada 

y me dijo:

“No debes regresar a la casa de tu 

suegra con las manos vacías”.”

Rut 3:16-17

————————

Este es el proceso crítico y donde veo que más mujeres fallamos. Nos dejamos llevar por la primera impresión.  Le creemos todo lo que nos dicen de su pasado y empezamos a fantasear sin siquiera conocerlo. Hay que ir poco a poco para ir descubriendo todos los problemas y virtudes que esta persona tiene.  Es una buena etapa para hacer una oración como esta:

“Señor quiero estar alerta y receptiva

para estar segura de lo que 

estoy haciendo.

Muéstrame Señor, lo antes posible, 

si esta  es la persona que tú

 quieres para mí.

No sé lo que me deparas Señor,

solamente te pido que me muestres 

lo que quieres que yo haga.”

Recuerda que tú no sabes a lo que te estás enfrentando. La experiencia me ha dicho que en los primeros dos o tres meses todo es perfecto. Esa persona tiene detalles y te muestra solo su parte buena. Si esa persona se queda cerca de ti por más de tres meses es bien probable que tenga un interés genuino. La mayoría de los hombres desaparecen rápidamente cuando usted le aplica disciplina. Analiza esto,  si él no es capaz de complacerla y respetarla desde el inicio de la relación,  ¿Cree usted que valdrá la pena mantener una relación con ese hombre?

Otra cosa negativa que hacemos en este período es demostrar demasiado interés. Tampoco es bueno tratar de acaparar a la otra persona demasiado rápido. Muchas se lo presentan a los hijos sin saber si ese hombre se va a quedar en su vida o no. Y lo peor es entrar en un proceso de intimidad en esos primeros meses que son tan críticos para tener una visión objetiva de la persona. Te propongo que inviertas esta etapa investigando y escudriñando el potencial que ese hombre tiene para compartir la vida contigo y tus hijos. Si ese hombre tiene prisa y quiere hacer todo a la ligera…es bien probable que según de rápido llegó, así de rápido se desaparezca, ya que no hizo ninguna inversión de tiempo ni de recursos. Si usted no le cuesta ningún trabajo, no la va a valorar.

Hay algo bien importante en este periodo y es cuidar tu reputación. Todas queremos un hombre bueno, un hombre que nos provea, un hombre dulce, un hombre que nos quiera los hijos, pero ¿qué tú estás haciendo AHORA MISMO para prepararte para cuando ese hombre llegue te reconozca como una mujer valiosa? Recuerda que todo lo que hagas con él en esos primeros meses, van a definir en su mente la clase de mujer que eres. No digas que eres una mujer respetable y valiosa, pero actúas de forma contraria. Conviértase en una mujer que vale tanto, que tu pasado sea irrelevante.

3. ¿Cómo decido si me quedo con él?

(Lanza un plan y ten paciencia)

El plan

“Esta noche él va a estar en su campo,

 separando el grano de la paja.

Báñate, perfúmate y 

ponte tu mejor vestido.

Ve al campo donde está

 Booz trabajando,

pero no lo dejes que te vea hasta 

que termine de comer y beber.

Fíjate bien dónde va a acostarse.

Cuando ya esté dormido, 

ve y acuéstate a su lado.

Así él sabrá que tú le estás 

pidiendo su protección,

y él mismo te dirá lo que debes hacer.”

Rut 3:2-4

————————

Sin prisa

“—Ahora sólo tenemos que 

esperar con paciencia.

Estoy segura de que Booz no 

va a descansar hasta que 

este asunto se resuelva.”

Rut 3:18

————————

Si le interesas, él se encarga del asunto

“Luego Booz se dirigió a las personas

que estaban allí, y les dijo:

—Ustedes son testigos de que 

hoy le compro a Noemí

todo lo que perteneció a Elimélec 

y a sus hijos.

Además, me voy a casar con Rut, 

la viuda de Mahlón.”

Rut 4:9-10

————————

Y si te ama, se casará contigo

Al poco tiempo Booz se casó con Rut y

Dios permitió que ella 

quedara embarazada”

Rut 4:13

————————

Ahora viene el plan de acción.  Ambos tienen que estar de acuerdo en lo que quieren hacer. Como ven en los versos anteriores Rut hizo su parte (de acuerdo a la costumbre de la época) al demostrarle interés. Por otra parte, el hombre hizo la diligencia que le correspondía. Si Dios ya te ha dado confirmación de que esa es la persona ideal para usted, siga adelante con la relación. Y preguntas, ¿cómo voy a saber si Dios me quiere en esta relación? Te recomiendo que aprendas a escuchar la voz de Dios. Es esa voz que te habla en todo momento durante el día. La voz de Dios es tal vez eso que te hace dudar si esa relación te conviene o no, o la voz que te confirma que ese hombre te conviene y que va a ser de bendición en tu vida.

Si ese hombre no era lo que usted esperaba, usted continúa con su vida. Recuerde que no diste demasiado y no tuviste intimidad con él. Nada ganaste y nada perdiste.  Antes de conocer a mi esposo estuve soltera por tres años. Me dediqué a mí misma. Fue un tiempo precioso, el cual disfruté mucho. Tenía tiempo para ejercitarme, para leer y meditar. Estaba tratando algo que nunca había tratado, ya que anteriormente salía de una relación y me metía en otra inmediatamente. A lo mejor el plan de Dios para ti en este momento es que te dediques tiempo a ti misma.

Así cuando repitas esto pasos estarás lista para una relación verdadera. Esto es como un tiempo de preparación, donde aprendes a ser feliz sola, a la vez que te preparas para ofrecer cosas bonitas a tu futuro novio. Cuando esa persona llega, él te reconoce como una mujer valiosa. Usted no tiene que hacer mucho esfuerzo para ser reconocida porque “todo el mundo sabe que eres una buena mujer”. Siga orando, no hay nada malo en orar al Señor que te envié un compañero. Después de todo, el matrimonio lo inventó Dios.  Las estadísticas de fracasos de segundos y terceros matrimonios no son alentadoras. Pero yo le creí a Dios y no a las estadísticas y lo intenté otra vez. Dios desafía todas las estadísticas, pronósticos y gente mal intencionada, para su gloria. Y después oirás a algunos decir: “¿Acaso no es esta Fulana, la divorciada? Mira el marido que se consiguió. Sabrá Dios de donde lo sacó.”  ¡Exacto, es que no saben que Dios mismo te lo envió!

Betzaida

Carta para mi amiga la felizmente casada, de tu amiga la divorciada

Querida amiga felizmente casada:

Te escribo esta carta con el propósito de que nos edifiquemos las dos. Quiero escribirte algunas cosas que no me atrevo decirte. Quiero que sepas que te agradezco que me aceptes a pesar de lo que yo he pasado.  Tú eres una de las pocas mujeres, si no la única, que me acepta como amiga después de mi divorcio. Desde que me divorcié muchas de mis amigas casadas se fueron alejando de mi. Sentí como si de pronto empecé a padecer de una enfermedad contagiosa, llamada “divorciada”.  Al parecer, esta enfermedad te convierte (de la noche a la mañana) en una mujer seductora que también es amargada, resentida, solitaria, quita maridos y rompe hogares.  Gracias por no tener un mal concepto de mi. Esto es lo que quiero expresarte.

1. Gracias por entender mis penas de divorciadaLas cosas en mi vida no resultaron como yo esperaba. Solo Dios sabe el porqué. Yo traté de salvar mi matrimonio, pero ninguno de mis intentos funcionó.  Siento como si el nivel de esfuerzo que utilicé no fue compatible con el resultado.   Gracias por no cansarte de escuchar mis historias una y otra vez.


2. No dejes de aconsejarme y escucha tu también el consejo de esta amiga- Si somos verdaderas amigas es para aconsejarnos mutuamente. Yo puedo aprender de ti y tú de mí también. El haber pasado por un divorcio no me hace una fracasada, me hace una mujer fuerte y sobreviviente.

“Esas mujeres mayores tienen

que instruir a las más jóvenes

a amar a sus esposos y a sus hijos,

a vivir sabiamente y a ser puras…”

Tito 2:4-5


3. Recuerda que en los días especiales  yo no tengo a nadie que se acuerde de mí-Gracias por los “detallitos” que tienes conmigo. Significan muchísimo para mi. Muchas veces has sido tú la única que se ha acordado de mi en fechas especiales.

 “Y no se olviden de hacer el bien

ni de compartir lo que tienen con 

quienes pasan necesidad.

Estos son los sacrificios que le agradan 

a Dios.”

Hebreos 13:16

4. Me da risa cuando tu te quejas y yo me quejo, pero por diferentes razones Yo me quejo continuamente de lo difícil que es la vida.  ¿Sabes?  A veces te escucho quejarte de que eres “como sola”.  Y aunque entiendo lo que quieres decir, al menos tienes quien te ayude en lo poco o en lo mucho.



5. Gracias por no desconfiar de mí- Mi pasado no determina mis acciones presentes. He aprendido mucho. Como la mujer samaritana en la Biblia, que pasó de ser una mujer con  seis maridos, a ser una evangelizadora. ¡Todavía tengo esperanza de que algo espectacular pase en mi vida!

“Muchos se dicen ser amigos fieles,

    ¿pero quién podrá encontrar uno

realmente digno de confianza?”

Proverbios 20:6

6. Perdona si a veces no puedo atenderte cuando me llamas, mi vida es un tanto complicada- Yo no quería criar mis hijos sola.  Y sabes lo mucho que trabajo porque el dinero que recibo  para los niños apenas nos da para sobrevivir. Y encima tengo que encontrar tiempo para mantenerme en forma, comer bien y estar bonita. La vida es bien difícil para las divorciadas, especialmente para las que tenemos niños. Y pensar que muchas de nosotras no nos buscamos lo que nos pasó.


7. Gracias por siempre escucharme sin juzgarme y por estar a mi disposición en las buenas y en las malas- A veces hago cosas con las que tu no estas de acuerdo. Se que a veces te preguntas cosas de mi pasado. ¿Qué más da lo que ya pasó? No necesito jueces en mi vida, necesito comprensión y apoyo.

“Al amigo que sufre se le ama,

aun cuando no haya sido fiel

al Todopoderoso.”

Job 6:14

 

Para concluir, querida amiga felizmente casada,  solo quería decirte que contar con tu amistad es una bendición de DIOS. Gracias por dejarme ser parte de tu vida. Sabes que tu también cuentas con mi cariño y fidelidad. Aquí estaré para ti en las buenas y en las menos buenas también. Gracias por mostrarme compasión. 

Sinceramente,

Tu amiga la DIVORCIADA