¿Cuál será mi propósito?

El propósito de vida, ¡dichosa quién llega a encontrarlo! A diario recibo mensajes y escucho historias de mujeres que tienen algo en común: no están satisfechas de su vida, se sienten frustradas, cansadas, sienten que no son buenas para nada y ni siquiera saben por qué viven. En fin, millones de mujeres tienen más preguntas que respuestas al tratar de definir su propósito de vida. Si estás dispuesta a leer estas 2,700 palabras que te presento a continuación, tal vez descubrás las distracciones que no te dejan ver tu propósito de vida. Estas distracciones son generales y pueden venir de ti misma, de la sociedad, de lo que la cultura te ha enseñado, de la religión, de tus amigos, de tu familia, etc. No vamos a culpar a nadie por no poder encontrar nuestro propósito, en cambio reconoceremos esas distracciones y ¡batallaremos contra ellas!

Las entiendo perfectamente. Me pasé la jueventud dando tumbos de un lado a otro, tratando esto y aquello, buscando ese algo que me faltaba para sentirme completa, feliz y realizada. No fue hasta que tuve 39.5 años que vi la primer luz al final del túnel, que me guiaría hasta mi propósito. Era una luz lejana y aun confusa, pero fue el comienzo de descubrir, por fin, mi próposito de vida. Cerca de los 45 años fue que finalmente entendí lo que se espera de mi en esta vida. El resto de los años me los estoy pasando desarrollando, compartiendo y disfrutando ese propósito. Además, descubrí una relación especial entre LEGADO y PROPÓSITO, que ayuda a aclarar aun más lo que se espera de nosotras en la vida. En mi libro Mentoria para 1 Mujer sin Marido que vale por 2, explico en detalle los 6 Legados de Vida que una Mujer sin Marido debe preparar mientras vive. Estos legados aplican a cualquier mujer.

El diccionario da una definición muy general de lo que es propósito. La Real Academia Española, lo define como “Ánimo o intención de hacer algo”. Por eso, es importante diferenciar el propósito de hacer algo en la vida vs el propósito general de vida. Para entender este gran propósito, yo solo encontré ayuda en un manual: LA BIBLIA. Cuando comencé a leer la Biblia a los 39.5 años, fue que entendí para qué yo estaba destinada y también realicé TODO LO QUE ME PREVINO DE ENCONTRAR MI PROPÓSITO ANTES. Estas 7 Distracciones resumen el porqué nunca ese propósito se manifestó en mi vida. Estoy segura que te ayudará a ti tambien.

Distracción #1 de Propósito de Vida

FATIGA SIN PROPÓSITO

“Ustedes siembran mucho y cosechan poco,
comen y no calman su hambre,
beben y no calman su sed,
se abrigan y siguen teniendo frío,
y el sueldo que les pagan
no les alcanza para nada.” Hageo 1:6 – samaritanadelpozo.com

Demasiadas mujeres viven cansadas, extenuadas y super ocupadas, pero esos esfuerzos no las adelantan en nada en la vida. Hacemos eso en un intento de parecer que vivimos a plenitud y pretender una ilusión de nuestras vidas que no es. Casi todas las mujeres con quien hablo tienen proyectos, estudian, son voluntarias, son emprendedoras, pero esto solo las entreteniene en la vida, ya que ellas aun no saben para que hacen todo ese esfuerzo. Ellas saben que van por un camino y que están fatigadas, pero ese camino no las conduce a ningún lugar en específico. Es como ir por la vida sin un mapa, sin guia, sin norte. Viví fatigada toda mi vida. A los 40 años ya tenía 3 grados universitarios y había tenido 3 maridos y tres divorcios. ¡Fue realmente agotador ese camino que recorri! Quisiera ayudarte a que tu recorrido sea mejor que el mio. Pregúntate lo siguiente:

¿A dónde me lleva este camino por el que voy tan ocupada y fatigada?

Distracción #2 de Propósito de Vida

ENVIDIA

“¡Ni para ti ni para mí!” 1 reyes 3:26 – samaritanadelpozo.com lea aqui la historia biblica de dos mujeres que peleaban por un supuesto hijo. una era sincera, la otra era envidiosa

La envidia es algo muy común entre las mujeres y es extremadamente dañino para el propósito de una mujer. Cuando una mujer se fija en lo que hace otra persona y decide que hará “lo mismo que el hace”, o piensa “asi como ella quiero ser yo”. Cuando copia las ideas de otros, cuando anda pendiente de la vida de los demás… de seguro que NUNCA, JAMÁS encontrará su propio propósito, porque anda distraída con los propósitos ajenos. Siento lástima por las mujeres que albergan envidia en su corazón, ya que eso las detiene y las lastima. Una cosa es permitir que los logros de otros nos inspiren y otra es envidiarlos. La mujer envidiosa no se alegra de los logros de otras mujeres ni tampoco ayuda a otras mujeres a progresar; pero si hace lo posible por robar, perjudicar, desprestigiar o desear lo que esa otra mujer tiene. Percibo la envidia como una pérdida de energía, concentración, tiempo y paz. Si eres envidiosa, te recomiendo que comiences a alegrarte del bien ajeno o tu propósito nunca te será revelado. He vivido batallando con envidiosas toda mi vida, desde mi niñes hasta hoy. Ahora las veo venir y las reconozco rápidamente, por la forma de hablarme, por cómo me miran. Rápidamente las alejo de mi vida. Solo me rodeo de mujeres con propósito, de esas que andan ocupadas en lo suyo y no les sobra el tiempo para envidiar lo mio. Pregúntate lo siguiente:

¿Me paso averiguando lo que hacen otros o por el contrario, ocupo mi tiempo en descubrir lo que quiero lograr en mi vida?

Distracción #3 de Propósito de Vida

OPOSICIÓN

«¿Qué se traen entre manos esos pobres judíos? ¿Creen que podrán reconstruir la ciudad y volver a ofrecer sacrificios? ¿Creen que podrán hacerlo en un día? ¿Piensan que de ese montón de escombros van a sacar piedras nuevas?» nehemias 4:2 – samaritanadelpozo.com

Hacerle frente a la oposición es un gran paso para encontrar el propósito, ya que la oposición te distrae con el ruido que hace para convencerte que no podrás lograr lo que te propones. Esa oposición puede venir de ti misma, de otras personas o de la cultura, etc. La oposición a tu propósito es todo aquello que crees, que te dicen y eso que te hace dudar a la hora de tomar desiciones. Esto se puede ver tambien como obstrucción, fatalismo y saboteo del propósito. Estas son la gente que te aseguran que “nunca nadie lo ha logrado”, que “eso es demasiado para ti”, que “a tu edad no será posible”. Para encontrar y mantener tu propósito deberás aprender a ignorar, desechar y destruir la mala semilla que la oposición quiere sembrar en tu vida. Sé firme, fuerte, valiente. Solo quién no tiene claro lo que quiere en la vida y es DÉBIL, permite que venga CUALQUIERA a decirle lo que tiene que hacer, o lo mal que le va a ir, etc. Una cosa es tomar sabios consejos que te previenen de fracasar y otra cosa es entretener dudas infundadas sobre lo que quieres hacer. En varias ocasiones un mentor que tuve (el cual ya no es mentor mío por razones obvias) me dijo cosas como: “Eso que quieres hacer no está a tu alcance porque eres latina”, “No tienes el dinero para lograrlo, no conozco ningún pobre que lo haya hecho”. Luego que conseguí el dinero para el proyecto me dijo: “Aun con el dinero, no sabrás como hacerlo”. Oposición… si no la destruyes, te alejas o la batallas, te dejará sin saber cual es tu propósito y como lograrlo. Pregúntate lo siguiente:

¿A qué tipo de gente escucho, a gente que comparte mi visión de avanzar en la vida o gente que me atrasa y maldice mis esfuerzos para encontrar mi propósito?

Distracción #4 de Propósito de Vida

DESVIOS

“ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio, sino uno solo. así que vivamos bien para llevarnos el premio. Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos. Así que no lucho sin un propósito.  Al contrario, vivo con mucha disciplina y trato de dominarme a mí mismo.” 1Corintios 9:24-27 – samaritanadelpozo.com


Los desvios de tu propósito son todas las cosas que te desvian de lo que ya sabes que te apasiona. Son las cosas que te confunden, que te distraen, que te cambian el rumbo que llevas por el buen camino. Los desvios son tropiezos en el camino de la vida. Algunos desvios son necesarios, otros los aceptamos sabiendo que nos harán daño. Algunos desvios que perjudican tu propósito son por ejemplo: la maternidad, al decir que porque tuviste hijo ya tu vida está paralizada; desviarte de tu propósito para ayudar a tus hijos a lograr sus propositos; aceptar un trabajo no relaciona a tu propósito porque paga más dinero; aceptar una nueva pareja que te pide que dejes de emprender; aceptar entrar a un negocio que nada tiene que ver con lo que amas hacer; comenzar o mantener un vicio; embarazarte sin estar casada; dejar de estudiar porque te sientes cansada; cambiar apruptamente de profesión; abandonar un emprendimiento, etc. La vida es una carrera, en la cual vamos persiguiendo un ideal de felicidad y prosperidad. Procura mantenerte enfocada en la carrera, si te vas a desviar que sea solo por un corto periodo y procura retomar el camino lo antes posible. Ese camino lo sabes tu. Sé consistente, no te dejes distraer por la falta de visión de otras personas que te rodean o por circunstancias adversas de la vida. Tampoco abandones tu visión, para desviarte a ayudar a otro a cumplir su propósito. Ayuda a otros, pero no te desvies de tu busqueda de propósito, la cual es una carrera individual. Cada día se me acercan personas que, sin malas intenciones, vienen a tratar de desviarme de mi propósito. Me proponen cosas que según ellos son maravillosas, pero que ya sé que son irrelevantes para mi propósito. Por lo cual, les agradezco sus ideas, pero no me desvio por la ruta que ellos me proponen, porque no es mi ruta. Si lo que me proponen está alineado a lo que hago, lo acepto para mi vida. Pregúntate lo siguiente:

¿Me dejo distraer facilmente por cualquier persona, idea, problema o comentario y qué puedo hacer para mantenerme firme en mis metas y convicciones?

Distracción #5 de Propósito de Vida

EXCUSAS

“Jesús les respondió:
Porque ustedes no confían en Dios. Les aseguro que si tuvieran una confianza tan pequeña como un grano de mostaza, podrían ordenarle a esta montaña que se moviera de su lugar, y los obedecería. ¡Nada sería imposible para ustedes!” Mateo 17:20-21 – samaritanadelpozo.com

La mayoría de las mujeres somos expertas en excusas. Las usamos para justificarnos ante otros, para calmar nuestras indecisiones, para sentirnos menos culpables y hasta para convencernos de nuestros propios actos. Las excusas atrasan la busqueda de tu propósito porque no estás aceptando tu realidad, la estás defendiendo. Al ponerte a la defensiva, crees que estás en lo correcto y te pierdes la oportunidad de crecer en la vida. Una mujer deja de poner excusas, el día que pasa balance de las consecuencias de su vida y decide que se hará responsable de arreglar cualquier cosa que le esté previniendo de realizar su propósito. Las excusas más comunes de las mujeres para justificar nuestras malas decisiones o lo mal que nos va en la vida son: “no tuve una buena niñez, no tengo los recursos, mis hijos están pequeños, no tengo tiempo, estoy esperando tener un tiempito extra, soy una mujer sin marido, trabajo demasiado, estoy enferma, no tengo quién me ayude.” Una mejor manera de lidiar con las excusas es esta: ACEPTO LOS RESULTADOS Y QUIERO VER COMO PUEDO MEJORAR. En mi libro de Mentoria, insto a las mujeres a dar la milla extra para poder adelantarse en la vida. La milla extra es lo que haces luego que terminas todo lo que ESTÁS OBLIGADA A HACER. Todas las mujeres con propósito que conozco son trabajadoras, sacrificadas y emprededoras. Todas, han dejado atrás las excusas y han comenzado a dar la milla extra. Pregúntate lo siguiente:

¿Cuáles son mis excusas favoritas para no hacer lo que sé que debería estar haciendo en mi vida y cómo puedo convertir esas excusas en mi motivación para dar la milla extra?

Distracción #6 de Propósito de Vida

EMOCIONES

“Mientras estaba sentada, se echó a llorar.
Dios… llamó a Agar desde el cielo y le dijo:
¿ Qué te pasa, Agar? No tengas miedo” Genesis 21:16-17 – samaritanadelpozo.com

Las mujeres somos seres emocionales y en cierto sentido, somos dramáticas. Si, es cierto que sufrimos, que pasamos necesidades, etc. pero llega un momento en que hay que poner las emociones a un lado y comenzar a PENSAR en lo que realmente nos conviene. Esto es algo que aprendí tarde en mi vida y que me hubiese gustado saber antes. Conocí mujeres que eran poco emocionales y solía criticarlas, porque las encontraba demasiado frias y calculadoras. Ahora entiendo que esa es la forma correcta y sabia de resolver cualquier asunto. Cada crisis o problema debemos dividirla en 2 partes; la parte emocional y la parte real. Tómate tu tiempo en entender tu parte emocional, pero recupérate rápidamente y comienza a actuar en la parte real, que es lo juicioso, la acción que debes tomar para resolver ese asunto. La parte emocional debes controlarla, porque de lo contrario, tomarás decisiones por impulso y vivirás haciendo el papel de víctima. Hice ese papel hasta los 40 años, era dramática, impulsiva, en cierto sentido creía que mi vida era una telenovela. Pagué las consecuencias, pero enmendé mis errores. Mientras estuve en ese drama creado por mi misma, mi propósito nunca se me presentó. Sencillamente, estaba escondido detrás de mi vida dramática y no podía ser el protagonista de mi vida, porque yo no lo permitía. Pregúntate lo siguiente:

¿Qué emociones me están obstruyendo la visión de mi propósito de vida y porqué debería prestar más atención a los asuntos reales que afectan mi vida?

Distracción #7 de Propósito de Vida

DESCONOCIMIENTO ESPIRITUAL

“A cada uno de nosotros se nos da un don espiritual para que nos ayudemos mutuamente.” 1 Corintios 12:7 – samaritanadelpozo.com

Esta distracción es la peor de todas. Aun si superas las otras 6 distracciones, la falta de entendimiento de la parte espiritual de tu vida, hará que sigas sin entender tu propósito. Mujer, no intentes arreglar tu vida en ámbitos profesionales, personales, educativos, financieros, etc. si no estás dispuesta a conocer la escencia de tu vida. Tu no eres una mujer de carne y hueso, eres más que eso. Tienes un espíritu, el cual te lo dio Dios. Si no te mantienes conectada con quién te creo, no podrás vivir a plenitud, porque no entenderás a que viniste a este mundo y que pasará cuando te vayas de el. Desarrollar una relación con Dios es el camino más indicado para encontrar a lo que viniste a este mundo. Dios es el único que te lo puede revelar y ya dejó un manual con instrucciones al respecto. Además, pídele a Dios que te revele tu propósito y luego quédate atenta a su respuesta. Pregúntate lo siguiente:

¿Vivo por vivir persiguiendo metas según mi propio entendimiento o me he preguntado para que realmente vine a este mundo?

Para encontrar tu propósito de vida te recomiendo que evites estas 7 distracciones y tambien te voy a dar 3 sugerencias adicionales:

A. Define que legado de vida quieres preparar mientras vives. Eso te ayudará a encontrar tu propósito. Te recomiendo mi libro MENTORIA PARA 1 MUJER SIN MARIDO QUE VALE POR 2, que aunque está escrito para mujeres solas, la fórmula que doy para definir el legado es universal y aplica a cualquier persona. Está disponible en EBOOK y libro impreso en Amazon. Está tambien disponible autografiado en nuestro website (solo hacemos entregas en USA y PR)

B. Lee la Biblia para que comiences o fortalezcas tu relación con Dios. Si no sabes por donde comenzar, te recomiendo este libro biblico que es excelente para hacerte pensar sobre la vida. Pulse aqui para leer el LIBRO BIBLICO DE ECLESIASTÉS. Nunca encontrarás algo mejor que esto para hacerte preguntas sobre tu existencia, tu propósito y tus afanes. Lea los 12 capítulos del libro. Aqui les comparto un resumen de los temas que incluye.

“¡En esta vida nada tiene sentido!

¡Todo es una ilusión!

Realmente, en esta vida nada ganamos con tanto trabajar.”

Eclesiastés 1:1

C. ESCRIBE, ESCRIBE, ESCRIBE… Debes tener una libreta o cuaderno titulado PROPÓSITO y ahi debes comenzar a escribir sobre tu pasado, presente y futuro. Ver todo esto por escrito, te aclarará muchas dudas sobre tu vida. En el libro de Mentoria, tambien explico como hacerlo, desde como hacer una autobiografía, hasta enumerar lo que esperas del futuro. Lea una muestra del libro en Amazon.

Dios las bendiga y les regale la dicha de ser Mujeres con Propósito, de esas mujeres que saben para que están en este mundo, que viven la vida a plenitud y que tienen claro para donde van cuando mueran. Tal vez se estén preguntando cuál es mi propósito, eso que descubrí despues de los 40 años. Es sencillo: “Vivir de tal manera que mi vida, servicio y legado sea de ejemplo para impactar a cualquier mujer con la que tenga contacto.” Sin saberlo, ya yo estaba haciendo eso, cuando trataba de ser la mejor madre, cuando ayudaba al prójimo, cuando daba un consejo, cuando era una buena profesional. Cuando descubrí mi propósito, me di cuenta que siempre lo estuve desarrollando, aun cuando yo misma no lo conocía. Ahora que lo sé, todo lo que hago en mi vida; actividades, carrera profesional, familia, ministerio, vacaciones, etc. revuelve alrededor de ese propósito.

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario