De loca ni un pelo

Muchas de nosotras hemos sido llamadas “locas”. Nos convertimos en supuestas locas cuando empezamos a dejar de fingir, cuando nos cansamos de sufrir abusos y desprecios, cuando hacemos algo que el resto de la gente cree que no es normal. Cuando alguien la llame loca, NO LE CREA.  Investigue porqué usted cree que le están diciendo eso. Consulte con Dios en oración. Pregúntale a un buen amigo si ve algo mal con usted. Y si nada está mal, siga viviendo normalmente. Que con El Paso del tiempo sabrán que: ¡DE LOCA USTED NO TENÍA NI UN PELO! Lea Hechos 12:15

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario