Devuélvemelo, ¡Vivo o Muerto!

Les presento dos oraciones a Dios de parte de mujeres en proceso de separación o divorcio. Una oración es de una mujer AVERGONZADA y la otra de una mujer en PROCESO DE RESTAURACIÓN. Me encuentro con estas situaciones a diario por lo cual creí necesario escribir algo al respecto. Espero no ofender a ninguna mujer. Más bien deseo IMPACTARLAS lo suficiente como para que empiecen a recuperarse del proceso del cual han estado en NEGACIÓN.

“Querido Dios, soy tu hija y se que no me vas a dejar en vergüenza. Sabes que mi pareja me abandonó y no desea regresar conmigo. Deseo de todo corazón resolver lo antes posible este proceso que enfrento. Es vergonzoso, agotador y parece no tener fin. Por eso oro ante ti Señor para que me devuelvas ese hombre, vivo o muerto. Si me lo regresas vivo te prometo que le diré a todos sobre cómo te glorificas en la restauración matrimonial. De eso no ser posible, aceptaría ser como Abigaíl esa mujer bíblica que fue bella, inteligente, juiciosa y que terminó siendo viuda. Haría cualquier cosa Señor por terminar de una vez con esto. No aguanto más esta vergüenza. Ten compasión de mi ya que no me merezco esto que me está sucediendo, no tengo lo que se necesita para dejar el pasado atrás y tampoco he aprendido como ACEPTAR tu plan para mi. Así que devuélvemelo, vivo o muerto. No aguanto más.”

Atentamente, tu hija la AVERGONZADA.

En el último mes me he tropezado con suficientes mujeres avergonzadas al punto de desear ser viudas o dispuestas a acabar con este proceso AHORA MISMO. Mujeres de todo tipo incluyendo mujeres sufridas, pastoras, profesionales, lindas y buenas personas. Y así me lo han expresado. Yo las entiendo. Nadie desea pasar por estos tipos de procesos donde quedas expuesta y avergonzada.

El único problema con esto es que Dios tendría que exterminar a una buena cantidad de hombres si desea concederle los deseos del corazón a estas mujeres. A ti mujer te digo hoy TIENES QUE MADURAR Y ACEPTARTE CON TUS PROCESOS. Dios no te va a escuchar ni te va a conceder lo que le pides. El tiene un plan mejor para ti y está a la espera de que LO ACEPTES.

Un mejor manera de orar sería:

“Señor sabes por el proceso que estoy atravesando. No se Tú plan para mi Vida. Oro en primer lugar por la restauración de mi alma y de mi vida. Luego Señor te presento la restauración de mi hogar y mi familia. Se que tengo mucho que aprender sobre ti para poder ser una mejor madre, esposa y amiga. Te prometo Señor que dejaré la queja y el pesimismo. Quiero entender que mi identidad está en ti, no en el hombre que me despreció. Yo no soy una mujer despreciada, abandonada y avergonzada. Soy mucho más que eso. Ayúdame a encontrar mi valor, ese valor que viene de ser tu hija y no de las circunstancias del diario vivir. Perdóname por poner mi confíanza en un hombre y no en ti. Jamás endiosaré a ningún hombre porque mi ÚNICO DIOS ERES TÚ. Te alaba mi alma y espero confiada por tus bendiciones.”

Atentamente, tu hija que se encuentra en proceso de RESTAURACIÓN.

MUJER ACEPTA LO QUE ESTÁS VIVIENDO. Eso no es conformismo, es SABIDURÍA. Humillarse ante el que se fue, rogarle que regrese, pelear con otra por el. Todo eso ni es bíblico ni Dios lo desea para ti. Confía en el poder de la oración. Confía en el plan de Dios para ti. Restaura tu alma. Endereza tus caminos. Serás irresistible ante el que se fue. Si, ante ese mismo que te despreció y que no TENDRÁ MÁS REMEDIO QUE RESPETARTE. Para ganar su respeto, empieza por RESPETARTE a ti misma y darte el VALOR que te mereces.

Tranquila mujer, si Dios te lo quiere traer de vuelta, te lo devolverá VIVO y RESTAURADO. Pero por favor OCÚPATE DE TI PRIMERO. En nuestro sitio de internet puede encontrar un estudio bíblico de restauración para mujeres “solas” llamado “6 Promesas de Restauración para Divorciadas”

Dios las bendiga. Comparte este mensaje con una amiga que lo necesite.

©samaritanadelpozo 2018

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™

#divorciadaybendecida

Betzaida

Soy la mama de una jovencita de 22 años y un niño de 11 años. Mis hijos son de padres diferentes. Soy divorciada tres veces. Lo que comparto en mis escritos, nadie me lo contó ni lo leí de un libro, LO VIVÍ. Estoy segura de que Dios restaura las vidas de las mujeres divorciadas. Lo hizo por mi y lo haría por ti. Soy una Samaritana del Pozo (Juan 4) y una mujer nacida de nuevo (Juan 3:3) Al igual que la mujer samaritana con seis maridos que tuvo un encuentro con Jesus en un pozo, dejé mi cántaro junto al pozo y me fui a dar testimonio de lo que Dios a hecho por mi. Sobreviví tres divorcios pero ahora estoy felizmente casada. Siempre fui la misma mujer, solo que esta última vez me casé con un hombre cristiano y temeroso de Dios. Ese hombre fue el que cuando me conoció en el año 2011, no me despreció por mi complejo pasado y porque no era evangélica, pero si me invitó a su iglesia. Desde entonces le sirvo al Señor y mi vida cambió para siempre. Fundé el Ministerio Samaritana Del Pozo en el 2015, escribo este blog y publico diariamente en las redes sociales para compartir lo bueno y lo malo que aprendí de mis divorcios. Estudié una maestría en administración de negocios. Renuncié aun empleo seguro y bien remunerado para dedicarme sin paga alguna a manejar este ministerio. Dirijo el grupo de mujeres divorciadas de la Iglesia First Baptist Orlando en Español, en la ciudad de Orlando, FL. Actualmente curso una Maestría en Estudios Teológicos en el Southwestern Baptist Theological Seminary. Me encanta la jardinería y pintar mi Biblia. Nací en Puerto Rico y vivo en Estados Unidos hace más de 15 años. Creo que Dios tiene promesas de restauración para las mujeres divorciadas, madres solteras y para toda mujer sola. No tengo duda alguna de que una mujer puede ser DIVORCIADA Y BENDECIDA™.

También podría gustarle...

Blogs favoritos