Limpio mi jardin

Mujer, tú vida es como un jardín. Requiere planificación, mantenimiento y entrega. Un jardín hermoso y con detalles no aparece por casualidad. Sabemos que trabajar en el patio es trabajoso. Todo este proceso de sembrar, germinar, nacer, morir y renacer lo creó Dios con la naturaleza. Es un ciclo. Las hojas no siempre están verdes, hace falta que se marchiten varias de ellas para que salgan hojas nuevas. Lo mismo aplica para nuestras vidas. Cada proceso que te toca vivir… acéptalo como un ciclo. Al final del ciclo, arranca esa hoja seca y espera con anhelo tu próxima hoja verde. Mujer, SERÁS RENOVADA. Lee Salmos 1:3

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario