A esos que te hicieron daño;

que te abusaron,

que te golpearon,

que te abandonaron,

que te humillaron,

que te despreciaron,

Dígale,

 

¡NO TE RECUERDO, porque no eres importante!

¡NI TE OLVIDO,  porque algo aprendí!

 

PROMESA DE DIOS PARA TI:

OLVIDARAS LO MALO

 

La Biblia es muy clara al exhortarnos a OLVIDAR EL PASADO.  Eso no quiere decir que vamos a ignorar nuestro pasado completamente. Porque si no analizamos y aceptamos nuestro pasado, es probable que sigamos repitiendo los mismos errores. Recordar lo malo que te sucedió en el pasado DUELE.  Recordar lo bueno que te sucedió en el pasado también puede ser algo negativo. Si recuerdas lo bueno para edificarte pues es algo positivo, pero si recuerdas las cosas pasadas con nostalgia, pena, frustración y dolor entonces tampoco es bueno para ti. No podemos vivir diciendo:

YO ERA

YO HACIA

YO FUI

A MI ME HICIERON

MIRA COMO ME DEJARON

POR ESO SOY COMO SOY

NO HAY GENTE BUENA

NUNCA SERÁ IGUAL

MIRA LO QUE PERDÍ

 

Hay que vivir en el presente, PERO, para vivir sabiamente y forjar un buen futuro, es necesario saber de donde vienes y porqué tomaste buenas y malas decisiones en el pasado. Digamos que tener un entendimiento claro del pasado te ayuda en el futuro.  Es por eso que se estudia historia en las escuelas, porque queremos saber de donde salimos y hacia donde vamos. A veces vemos patrones generacionales en las familias, por ejemplo, todas las niñas se embarazan antes de los 18 años, o la mayoría de las niñas en la familia son abusadas sexualmente, o el índice de educación en la familia es bajo. Vemos como repiten los mismos errores, generación tras generación.

¡Mujer, te exhorto a que tu

SEAS EL AGENTE DE CAMBIO EN TU FAMILIA.

Te exhorto a que seas tú la que ayudes

a cambiar el rumbo de tu familia!

 

 

 

¡Es de necias NO reconocer

el pasado ni analizarlo,

y vivir por vivir!

 

Si alguien te hizo daño y no se arrepintió de sus hechos, tú le dejas esto a cargo a Dios, que ha prometido encargarse de esa gente.

A SU DEBIDO TIEMPO, DICE EL SEÑOR …

 

Y si fuiste tú quien le hice daño a otro y esta arrepentida, ten la certeza de esto:

DIOS TE PERDONA

 

¡Es de sabias saber

de donde vienes,

a donde estas y

hacia donde te gustaría dirigirte!

 

Si no sabes porque hiciste lo que hiciste, probablemente repetirás los mismos errores. Reconocer tu pasado…te puede convertir en una mujer muy sabia, porque aprendes de lo que te pasó y eso te ayuda a protegerte a ti y a tu familia.

Dios te bendiga. Ánimo mujer, que tu pasado no determina tu futuro.

©samaritanadelpozo 2017
¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™
#divorciadaybendecida