Por ese hombre… ¿Estás dispuesta a pagar una MALDITA SENTENCIA?

Redes Sociales

Este mensaje es para mujeres sin marido, para esas mujeres que se encuentran hombres en su caminar, ya sea para bien o para mal. En nuestra cultura las mujeres hemos aprendido a dar de más y a aceptar que está bien recibir poco. Muchas se conforman con un “poco” de cariño y compañía porque piensan que es mejor tener algo de amor, que nada de amor. En realidad, debemos pensar qué o nos dan TODO, o que se queden con lo poco que nos quieren dar. Quisiera que entendieran que las mujeres no debemos aceptar sobras, migajas, cosas usadas o cosas que ya tienen dueño (como hombres casados).

También se nos ha dicho que el amor todo lo soporta y todo lo puede soporta, sacando de contexto los versos bíblicos en 1 Corintios 13:4-7 que para nada quiere decir que por amor a un hombre una mujer debe pagar una larga, penosa y bochornosa MALDITA SENTENCIA.

“El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.”

Creo que las novelas nos han ayudado mucho al enseñarnos malos ejemplos de mujeres sufridas. Las cuales sufren desde que la novela comienza y sufren por meses, hasta 5 minutos antes de que termine la novela. En esos 5 minutos el hombre que la despreciaba, la abandonó, etc. regresa y entonces son felices para siempre. Por eso dejé de perder mi tiempo viendo novelas que no me dan ninguna enseñanza. Vi demasiadas, desde los 5 años hasta los 40 años, todas las noches veía una novela. Lamento haber perdido tanto tiempo en eso. De todas maneras, no nos debería estar sobrando tiempo para preocuparnos por los problemas de personajes ficticios cuando tenemos que trabajar en nuestra propia vida, la de las amigas, familia, hijas, primas para tratar de arreglar vidas peores que las de de las novelas. En agosto estará disponible mi nuevo libro, en donde les explicaré a las Mujeres sin Marido cómo hacer mejor uso de su tiempo para mejorar TODAS las áreas de su vida.

Disponible Agosto 2020 en Amazon

Muchas de nosotras aplicamos todo esto, pero los hombres no y ahí viene la disparidad y el comienzo de nuestra lucha por salvar relaciones que solo se salvarían por intersección divina. Damos y damos y no recibimos nada. Como mucho, recibimos migajas. Mientras, con ese desamor crecemos, vivimos y morimos.

Es como si estuviéramos destinadas a ser infelices mientras pagamos una MALDITA SENTENCIA a cambio del amor de un hombre.

Mujer, estos versos de tolerancia, amor, entrega y fidelidad están preciosos, para aplicarlos con la familia, un buen esposo, amistades y con el prójimo en general. Pero no use estos versos o cualquier otra excusa sin sentido para sentarse a soportar maltrato, humillaciones, desprecios y desplantes de hombres que están hoy aquí y mañana sabe Dios dónde van a estar. Las excusas más comunes para permanecer pagando la MALDITA SENTENCIA son:

  • Es que lo amo
  • Es el único hombre con quién he tenido relaciones sexuales
  • No quiero otro padre para mis hijos
  • El amor todo lo soporta
  • Este es mi destino
  • Que sea lo que Dios quiera
  • Él es bueno, pero….
  • Yo se que el va a cambiar
  • Hay hombres peores
  • El me da dinero
  • Lo amo, por eso lo comparto con otra
  • El hace lo que sea, pero siempre llega a dormir aqui
  • El no era así
  • Es que yo lo hago enojar
  • Es que no tuvo papá
  • El no tiene la culpa
  • El me lo prometió

Mi propósito en escribir este blog es el siguiente. Quiero preguntarte si por el amor de ese mal hombre que sabes que no te quiere, que no es el indicado para ti, que te hace daño, que abusa de ti, que es casado, que es vicioso, que es vago, que es mujeriego, que no quiere a tus hijos, que te maltrata, si…

¿Estarías dispuesta a pagar una de las siguientes MALDITAS SENTENCIAS por aceptar estar en una mala relación con un mal hombre?

  • Contraer una enfermedad de transmisión sexual
  • Embarazarte para luego criar un hijo sola
  • Pasar hambre con tus hijos luego que te abandone
  • Quedarte sola con otro hijo más
  • Tener que vivir persiguiéndolo para que te de manutención
  • Soportarlo hasta que tus hijos tengan 18 años
  • Compartir tus hijos con un alcoholico, drogradicto, mujeriego, vago
  • Difamar tu reputación
  • Perder dinero en abogados, en médicos, etc
  • Perder tu salud mental (vivir en depresión, suicida, ansiosa)
  • Perjudicar y darle mal ejemplo a tus hijos
  • Separarte de tu familia
  • No terminar tus estudios
  • Vivir en pobreza
  • Perder tu trabajo
  • Ir a la cárcel
  • Que te quiten tus hijos
  • Que abusen tus hijos
  • Ir al infierno cuando mueras
  • Vivir abochornada por tus malas decisiones
  • Tener que explicarles a tus hijos cómo fue que terminaste con un hombre así.
  • Ser asesinada por ese hombre

Mujer sin Marido, antes de seguir con un hombre, regresar con un hombre o antes de enamorarte otra vez, piensa de cuánto podría ser tu MALDITA SENTENCIA. Yo estoy pagando varias sentencias por el amor a varios hombres. Estoy muy arrepentida de haberlos conocido, aunque gracias al amor de Dios, me he perdonado por haber sido una tonta inocente al dejar esos malos hombres acercarse a mi vida, a mis hijos y a mi casa. Por ejemplo, cada cumpleaños de mi hijo celebro que me queda un año menos de MALDITA SENTENCIA por haberme embarazado de un hombre malo. La sentencia no es mi hijo, eso es una bendición. Pero eso no me sirve de consuelo ni de excusa ya que debí haberle parido este precioso hijo a un mejor hombre. ¿Me entiendes?

Dios las bendiga. Dios nos llama a vivir en paz, no a vivir pagando una MALDITA SENTENCIA. Comparte este blog con tus hijas jóvenes, de esas que aun pueden escoger BENDECIDAS SENTENCIAS y tener vidas felices en relaciones estables y en buenos matrimonios. Para el resto de nosotras que ya hemos sido SENTENCIADAS, les tengo una palabra de aliento. Dios sabe de nuestras MALDITAS SENTENCIAS y entonces cuando lo conocemos y creemos, El nos envía bendiciones a granel para compensar por las sentencias que aun pagamos. Yo lo creo y lo he vivido. Dios me ha dado más de lo que perdí. Aun así, no puedo esperar a terminar con algunas de estas MALDITAS SENTENCIAS. Mientras viva, haré LO QUE SEA PARA EVITAR QUE UNA MUJER SEA SENTENCIADA, por cuál dedico mi vida a prevenir mujeres para que no tomen malas decisiones.

¡MUJER SE SABIA. NO DEJES QUE EL AMOR A UN MAL HOMBRE TE SENTENCIE Y TE MALDIGA!

Redes Sociales

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario