Promesa #2 TU COMIDA NUNCA ESCASEA

“TU COMIDA NUNCA ESCASEA”

¡Quiero confiar en que mi familia y yo superaremos cualquier CRISIS y que tendremos la provisión necesaria!

 

1. Un divorcio o separación te afecta todas las áreas de tu vida. Anteriormente vivías más confiada y tranquila porque habían dos personas supliendo para las necesidades de la casa. Aunque hubieran periodos de escasez, al menos tenias con quien compartir esa responsabilidad. Hoy te encuentras sola y eres la única responsable de proveer para tu familia y hacer lo mejor que puedas con los recursos disponibles. Es por eso que un proceso de divorcio te puede causar una crisis:

-Emocional
-Espiritual
-Financiera
-Laboral
-Legal
-Salud
-Familiar
-De escasez de necesidades básicas: alimentos, vivienda, cuidado médico.

2. De todas las cosas que sufrimos las mujeres solas, se de una que nos preocupa y no nos deja dormir en las noches. Y es el no tener alimentos suficientes para nuestras familias. Muchas hemos tenido dificultad para proveer para nuestra familia, porque no tenemos TRABAJO para comprar alimentos o no tenemos SALUD para poder trabajar y comprar alimentos o sencillamente porque hay escases de alimentos en el país donde resides.

3. La Biblia tiene numerosos relatos donde Dios provee para mujeres solas y sus hijos. Mi favorito es el de la Viuda de Sarepta (1 Reyes 17:7) Esta mujer tenía una actitud muy pesimista debido a la escasez de alimentos y estaba convencida que pronto ella y su hijo iban a morir de hambre. Dios le envió un profeta que le pidió que confiara en Él y que cocinara para todos con la poca harina y aceite que le quedaba. Él le profetizó que Dios le daría provisión continúa. La mujer creyó en esa promesa y el resultado fue lo que está escrito en la foto. Su harina y su aceite nunca escasearon.

4. Jesus en su caminar por este mundo, pasó hambre y sed. El le pidió agua para beber a la Samaritana del Pozo porque “estaba cansado del camino”. (Juan 4:6-8). Tu Dios conoce tus necesidades y quiere proveer para ti.

5. He aprendido que en tiempos de crisis hay una cosa que es más necesaria que las demás: SABIDURÍA. Con sabiduría reconocerás a quien pedir ayuda y que debes hacer para solucionar tu crisis. Se creativa a la hora de resolver situaciones difíciles. Lea la historia de Abigail para que aprenda cómo ella resolvió una crisis de alimentos y hasta terminó con un nuevo marido. (1 Samuel 25)

6. Confíe en Dios y haga su parte. Sea diligente. Dice la Biblia que Abigail, ¡SIN PERDER TIEMPO! (1 Samuel 25:18) hizo lo necesario para solucionar la crisis de su familia y así evitó una desgracia.

“Señor Dios mío, tú conoces mi situación. Sé que esto es temporero porque confío en que vendrás a mi auxilio. Dame sabiduría para resolver las situaciones que se me presenten. Hazme humilde para pasar por estos procesos sin sentir vergüenza. Confío en que proveerás lo necesario para mi y los míos. Amén ”

©samaritanadelpozo 2017
¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™
#divorciadaybendecida

Betzaida

Soy la mama de una jovencita de 23 años y un niño de 12 años. Mis hijos son de padres diferentes. Soy divorciada tres veces. Lo que comparto en mis escritos, nadie me lo contó ni lo leí de un libro, LO VIVÍ. Estoy segura de que Dios restaura las vidas de las mujeres divorciadas. Lo hizo por mi y lo haría por ti. Soy una Samaritana del Pozo (Juan 4) y una mujer nacida de nuevo (Juan 3:3) Al igual que la mujer samaritana con seis maridos que tuvo un encuentro con Jesus en un pozo, dejé mi cántaro junto al pozo y me fui a dar testimonio de lo que Dios a hecho por mi. Sobreviví tres divorcios pero ahora estoy felizmente casada. Siempre fui la misma mujer, solo que esta última vez me casé con un hombre cristiano y temeroso de Dios. Ese hombre fue el que cuando me conoció en el año 2011, no me despreció por mi complejo pasado y porque no era evangélica, pero si me invitó a su iglesia. Desde entonces le sirvo al Señor y mi vida cambió para siempre. Fundé el Ministerio Samaritana Del Pozo en el 2015, escribo este blog y publico diariamente en las redes sociales para compartir lo bueno y lo malo que aprendí de mis divorcios. Estudié una maestría en administración de negocios. Renuncié aun empleo seguro y bien remunerado para dedicarme sin paga alguna a manejar este ministerio. Actualmente curso una Maestría en Estudios Teológicos en el Southwestern Baptist Theological Seminary. Me encanta la jardinería, cocinar y pintar mi Biblia. Nací en Puerto Rico y vivo en Estados Unidos hace más de 15 años. Creo que Dios tiene promesas de restauración para las mujeres divorciadas, madres solteras y para toda mujer sin marido. No tengo duda alguna de que una mujer puede ser DIVORCIADA Y BENDECIDA™.

También podría gustarle...

Blogs favoritos