¡Compártalo!

“TU COMIDA NUNCA ESCASEA”

¡Quiero confiar en que mi familia y yo superaremos cualquier CRISIS y que tendremos la provisión necesaria!

 

1. Un divorcio o separación te afecta todas las áreas de tu vida. Anteriormente vivías más confiada y tranquila porque habían dos personas supliendo para las necesidades de la casa. Aunque hubieran periodos de escasez, al menos tenias con quien compartir esa responsabilidad. Hoy te encuentras sola y eres la única responsable de proveer para tu familia y hacer lo mejor que puedas con los recursos disponibles. Es por eso que un proceso de divorcio te puede causar una crisis:

-Emocional
-Espiritual
-Financiera
-Laboral
-Legal
-Salud
-Familiar
-De escasez de necesidades básicas: alimentos, vivienda, cuidado médico.

2. De todas las cosas que sufrimos las mujeres solas, se de una que nos preocupa y no nos deja dormir en las noches. Y es el no tener alimentos suficientes para nuestras familias. Muchas hemos tenido dificultad para proveer para nuestra familia, porque no tenemos TRABAJO para comprar alimentos o no tenemos SALUD para poder trabajar y comprar alimentos o sencillamente porque hay escases de alimentos en el país donde resides.

3. La Biblia tiene numerosos relatos donde Dios provee para mujeres solas y sus hijos. Mi favorito es el de la Viuda de Sarepta (1 Reyes 17:7) Esta mujer tenía una actitud muy pesimista debido a la escasez de alimentos y estaba convencida que pronto ella y su hijo iban a morir de hambre. Dios le envió un profeta que le pidió que confiara en Él y que cocinara para todos con la poca harina y aceite que le quedaba. Él le profetizó que Dios le daría provisión continúa. La mujer creyó en esa promesa y el resultado fue lo que está escrito en la foto. Su harina y su aceite nunca escasearon.

4. Jesus en su caminar por este mundo, pasó hambre y sed. El le pidió agua para beber a la Samaritana del Pozo porque “estaba cansado del camino”. (Juan 4:6-8). Tu Dios conoce tus necesidades y quiere proveer para ti.

5. He aprendido que en tiempos de crisis hay una cosa que es más necesaria que las demás: SABIDURÍA. Con sabiduría reconocerás a quien pedir ayuda y que debes hacer para solucionar tu crisis. Se creativa a la hora de resolver situaciones difíciles. Lea la historia de Abigail para que aprenda cómo ella resolvió una crisis de alimentos y hasta terminó con un nuevo marido. (1 Samuel 25)

6. Confíe en Dios y haga su parte. Sea diligente. Dice la Biblia que Abigail, ¡SIN PERDER TIEMPO! (1 Samuel 25:18) hizo lo necesario para solucionar la crisis de su familia y así evitó una desgracia.

“Señor Dios mío, tú conoces mi situación. Sé que esto es temporero porque confío en que vendrás a mi auxilio. Dame sabiduría para resolver las situaciones que se me presenten. Hazme humilde para pasar por estos procesos sin sentir vergüenza. Confío en que proveerás lo necesario para mi y los míos. Amén ”

©samaritanadelpozo 2017
¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™
#divorciadaybendecida

¡Compártalo!