Se acabó el duelo, hoy me cambio el vestido.

“Me quitaste la ropa de luto
y me pusiste ropa de fiesta”
Salmos 30:11

Mujer, tal vez hoy sea el día en que comienzas a cambiar tu ropa de luto por ropa de alegría. La ropa de luto que llevas puesta es todo aquello que te pone triste, pesimista y que te recuerda el pasado. Durante un divorcio o separación muchas cosas cambian y se siente una sensación de duelo y pérdida. Ánimo mujer, eres libre. Libre para ponerte ropa de alegrías. Libre para expandir tus horizontes y vivir tus propios sueños. Libre para respirar aires de tranquilidad. Disfruta esta etapa. Lee Salmos 30:10-11

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario