No es lo mismo ser “sola” que ser “como sola”

Compartir

“No tengo marido”

Juan 4:17

Esta fue la contestación que la Samaritana del Pozo le dio a Jesús hace más de 2,000 años durante su conversación en un pozo en Samaria. Hoy, las mujeres continuamos dando respuestas “a medias”, o sea que son medias verdades. Su contestación a Jesús fue una verdad pero “a medias” y que ocultaba una dolorosa realidad para ella. ¿Su verdad? Vivía con el sexto hombre de su vida, el cual ni siquiera era su marido. Ella era “como sola” aunque tenía un hombre en su casa.

El matrimonio es sobre todas las cosas, un pacto de compañía. Lamentablemente, y a través de la historia, las mujeres:

1. Se quedan con el pacto en papel, pero sin la compañía. Esas son las que continúan casadas pero se sienten “como si fueran solas” mientras viven y duermen con su marido.

2. Otras se quedan sin el pacto y sin la compañía. Esas son las verdaderas mujeres sin marido, las que viven solas. Esas no practican a ser “como solas”, sino que lo son.

3. Un tercer grupo SON LAS QUE NO CAEN NI EN UN GRUPO NI EN EL OTRO por diferentes razones. Por ej. está casada pero el esposo está en la carcel de por vida; otras viven con un hombre sin casarse con el, otras se separaron hacen años de su esposo pero aún siguen casadas. ¿Complicado, no?

No se cuál de las circunstancias es peor; ser una mujer sin marido o ser una mujer con un marido presente pero de cuerpo ausente. De esos que te preguntas a donde tendrá su mente, porque aunque esté a tu lado, su mente no está ahí. No busco opiniones ni tampoco desatar un debate. Esto es solo para analizar los propósitos de nuestras vidas en relación al pacto de compañía (matrimonio) que Dios nos prometió desde la creación.

Genesis 2:18-24

Luego Dios dijo: «No está bien que el hombre esté solo. Voy a hacerle alguien que lo acompañe y lo ayude». Sin embargo, para el hombre no se encontró compañía ni ayuda. Por eso Dios hizo que el hombre se quedara profundamente dormido. Y así, mientras éste dormía, Dios le sacó una de sus costillas, y luego le cerró el costado. De esa costilla Dios hizo una mujer. Cuando se la llevó al hombre, éste dijo:

«¡Esta vez tengo a alguien

que es carne de mi carne

y hueso de mis huesos!

La llamaré hembra,

porque Dios la sacó del hombre».

Esto explica por qué el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer para formar un solo cuerpo.”

Se que muchas mujeres se sentirán identificadas con estos escenarios que daré a continuación y que en nada se parecen a lo que esperábamos de nuestros matrimonios ya sea que todavía estén casadas o que ya no tengan marido.

-“Tengo Marido o pareja pero es como si no tuviera ninguno. Hablarle es como hablar sola o hablarle a una pared. Yo se que el está ahí pero es igual que si no estuviera.”

-“Ese hombre me da lo que necesito materialmente pero no le dedica tiempo, ni me da cariño, ni siquiera habla conmigo.”

-“El padre de mis hijos es un buen padre. Bueno, el los quiere pero nunca está presente y no va a sus actividades en la escuela etc.”

-“Mi pareja me da lo que necesito pero a cambio el hace lo que le da la gana, mientras me prohíbe quejarme o me quita los beneficios que me da.”

-“El que era mi marido, se fue y se olvidó de nosotros.”

-“Mi exmarido tiene una nueva familia y nosotros ya nos somos importantes en su vida.”

-“Ahora no tengo marido, pero cuando lo tenía era como si fuera sola.”

-“Mi esposo se emigro y por allá vive con otra mujer y tiene otros hijos. No creo que regrese por mi.”

-“Mi esposo está en la carcel, ya no siento que es mi esposo. Soy sola.”

Si quieres saber mi historia y porque he dedicado mi vida a ayudar mujeres sin marido, lea la sección sobre la autora. Siento una gran peso por las mujeres solas y las que se sientes “como solas” también. Se que lo único que las puede consolar es conocer y aceptar las promesas de Dios para su vida.

Rara vez he escuchado a una mujer quejándose de un hombre bueno y de cuerpo presente PERO que tenga pocos recursos. Lo que me hace concluir que es mejor tener:

UN BUEN MARIDO O PAREJA DE CUERPO PRESENTE AUNQUE NO SEA EL MEJOR PROVEEDOR DEL MUNDO.

QUE

TENER UN MARIDO BUEN PROVEEDOR QUE ESTE PRESENTE PERO AUSENTE.

Lo peor sería tener un marido que ni provee ni te acompaña. Eso es una desgracia total para la vida de una mujer y lo cual requiere de esfuerzo para mejorar ese matrimonio.

Gracias a que las promesas de Dios son perfectas, las mujeres NO tenemos que decidir por uno o el otro. Un buen marido lo provee TODO: COMPAÑÍA Y PROVISIÓN entre otras cosas. Si tienes marido, exige lo que te corresponde y busca ayuda para mejorar tu relación. Si no tienes marido, ya sabes lo que necesitas para la próxima vez que te toque elegir.

Dios las bendiga y les regale SABIDURÍA para arreglar los matrimonios que parecen que no tienen arreglo o a las mujeres sin marido (no a las casadas, ¿ok?) para CONSEGUIR UN MEJOR MARIDO DEL QUE ESCOGISTE LA ÚLTIMA VEZ. A las que viven con hombres sin casarse, deben decidir si lo quieres de marido o nos luego deben arreglar esa situación ya que eso no es bien visto ante los ojos de Dios, el cual desea un pacto formal de compañía entre un hombre y mujer el cual es llamado matrimonio.

Si tienen dudas si se pueden volver a casar o no, lean este blog titulado 5 sugerencias antes de volver a enamorarse.

Mi libro electrónico Nunca más te sentirás sola está en oferta por un mes. Aquí lo pueden conseguir:

Consiga el libro impreso autografiado por la autora aquí. Solo en USA Y PR.

Tienda de Samaritana Del Pozo

https://samaritana-del-pozo.myshopify.com/

El libro impreso también está en Amazon

https://www.amazon.com/Nunca-M%C3%A1s-Sentir%C3%A1s-Sola-Encontrar%C3%A1s/dp/057850717X

El EBOOK está disponible en cualquier país y aquí les doy las opciones en Latinoamérica en tiendas que ya conocemos. Se puede leer desde una tableta, teléfono celular o computadora.

Bajalibros

http://www.bajalibros.com/AR/NUNCA-MAS-TE-SENTIRAS-SOLA-Betzaida-Vargas-eBook-1733872

Mercado Libre

https://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-791259976-libro-nunca-mas-te-sentiras-sola-encontraras-apoyo-_JM

Gandhi

https://www.gandhi.com.mx/nunca-mas-te-sentiras-sola-e4d859

Amazon

https://www.amazon.com/NUNCA-M%C3%81S-SENTIR%C3%81S-SOLA-Encontrar%C3%A1s-ebook/dp/B07SLLB6DV

Compartir

Soy divorciada con varios niños y muchos apellidos

Rumores y más rumores…

“¿Serán todos sus hijos del mismo hombre?”

“Esos nenes no se parecen, deben ser de padres diferentes.”

“Cada hijo de esa mujer es de un hombre diferente.”

“Los hijos de ella son bastardos.”

“Ella tiene hijos de todos los colores.”

Si alguna vez usted se ha sentido juzgada o desacreditada por esta razón,

se identificará con este verse bíblico:

 

Varios años atrás estaba de camping con mi familia en Pennsylvania, EE.UU. En la entrada de cada campamento las familias tenían un letrero con el nombre familiar, por ej. la familia Pérez tenía un letrero que decía, “Los Pérez”. Y entonces llegué yo con mis dos hijos y con mi esposo, que no es el padre de mis hijos. Todos en mi casa tenemos un apellido diferente, por lo cual era complicado poner un letrero anunciando quienes éramos por ser una mezcla convertida en una nueva familia. El problema quedó resuelto cuando decidimos no poner ningún letrero. Hubiese sido confuso para mucha gente y no teníamos deseos de explicarle a los curiosos el por qué de tantos apellidos, que en adición de ser muchos… eran apellidos hispanos y raros para los americanos.

Otro ejemplo es cuando voy a las escuelas o médicos con mis hijos y me llaman por los apellidos de mis hijos, que son los apellidos de mis dos exesposos. Yo respondo amablemente como si en realidad ese fuera mi nombre. Después de todo, esos son los apellidos que yo escogí para mis hijos y los cuales hice míos también, aunque no los lleve legalmente. Me explico…el día que decidí embarazarme de mis dos exesposos yo ya sabía cuál apellido iban a tener mis hijos. Ese apellido, el padre y la familia paterna que mis dos hijos tienen se las escogí yo.

Como ven, es un poco bochornoso tener que vivir explicando que, aunque los crié en mi vientre y los parí, mis hijos y yo no tenemos el mismo apellido. Pero lo que no entiendo es como hay gente que todavía asume que todos los que se llaman familia y viven en una misma casa tienen que tener el mismo apellido. Yo he escuchado muchos tipos de bromas, murmuraciones y hasta desprecios de aquellas y aquellos que creen tienen la familia perfecta solo porque todos tienen el mismo apellido y se parecen físicamente. Hay múltiples razones por las cuales la gente que son familia no usan los mismos apellidos:

  • Los hijos son de diferentes padres
  • Los niños son adoptados legalmente y no se les cambió el apellido o sencillamente los adoptaron sin ningún procedimiento legal.
  • Es una familia mixta, es decir una familia donde el esposo y la esposa tenían hijos antes de casarse.
  • Hijos de madres solteras, a los cuales se les puso el apellido del padre, pero el padre no está presente.

Esta es la palabra de aliento que les tengo a las divorciadas, vueltas a casar, madres solteras y a aquellas que ni saben quién es el padre de su hijo. De jóvenes soñamos con el príncipe azul, con tener una casa linda y con tener todos los niños del mismo padre. Luego vino la realidad y al final terminamos con varios niños de varios maridos. Eso forma parte de tu pasado y no debe ser motivo de vergüenza para ti. De lo que se habla poco es de la otra cara de la moneda que son: aquellas mujeres que intencionalmente le paren todos los hijos al mismo hombre solo por decir que son del mismo padre. Aunque no lo amen, aunque las maltrate, aunque sea un mal padre. O las que dicen que el niño es del esposo y le ponen su apellido, pero se sabe que no es cierto. Ninguna de las anteriores fueron buenas elecciones. Todas tenemos una historia para contar, algunas hacemos de nuestra historia un testimonio, otras la convierten en una vergüenza para ocultar y otras la convierten en mentiras que a la tumba se llevarán.

 

Mujer que crías niños sola, aquí te doy una palabra de aliento.

 

1. Tu familia y tus hijos te los dio Dios. Siéntete orgullosa de que tienes hijos y una familia,

hay mujeres que no han podido tener hijos.

 

  “Antes que te formase en el 

vientre te conocí”   

  • Jeremías 1:5

     

    2. Tu estás enviada por Dios a edificar y defender tu casa.

    Tu familia no puede ser motivo de vergüenza para ti.

    Defiende tu familia. Tu también tienes una familia. No estas incompleta, Dios está contigo.

 

3. Tus hijos tienen derecho a saber de dónde salió el apellido que llevan.

Eso es parte de su historia.

No te lleves secretos a la tumba.

Permite que se relacionen con la familia paterna.

Tomad el censo de toda la  congregación

de los hijos de Israel por sus familias, por las casas de sus padres,

con la cuenta de los nombres, todos los varones por sus cabezas”

Números 1:2

 

 4. Ten preparada la retórica que le vas a decir a la gente que le encanta mirarte con desprecio.

Yo he sentido esa mirada muchas veces. Mujer, aprende a defenderte.

No debemos darle explicaciones a la gente, pero si hay que aprender a responder adecuadamente.

 

5. Haz lo mejor que puedas para criar a tus hijos y sus frutos hablarán por si solos.

Cancela, rechaza y anula todas las estadísticas que predicen maldición para ti y tus hijos.

Cree en las promesas que Dios te da. Si, Dios bendice tu familia también.

 

Dios no desampara a las madres solteras o divorciadas que están criando niños solas. Tampoco Dios te desprecia porque tus hijos sean de diferentes padres. Hay muchas promesas en la Biblia para las mujeres solas con niños. Ni usted ni yo somos las primeras en pasar por esta situación. Mantenga su frente en alto. Haga todo lo que pueda para criar bien a sus hijos. Y el tiempo y Dios se encargarán de pasar juicio, no sobre usted,  sino sobre todos aquellos que la juzgaron mal.

Mirando a el futuro sería prudente que no nos dejemos hacer más cuentos por parte de los hombres. No somos vientres alquilados para darle hijos a hombres que no quieren compromisos con nosotras. Somos mujeres de carne y hueso y con sentimientos. Como ya sabemos lo que siente al criar niños solas, es mejor solo tener hijos dentro del matrimonio. De igual forma se puede ir el esposo y dejarte criando niños sola, pero te quedará la satisfacción de que hiciste tu parte.

 

Betzaida