Volar a un lugar tranquilo

Mujer, tal vez has sentido ganas de escapar. Así como hacen las palomas para no dejarse atrapar o para buscar su alimento. Tal vez deseas tener alas para escapar a un lugar donde puedas soñar, a donde nadie te encuentre o tal vez necesitas alas para taparte la vergüenza del rostro. Al volar, encentrarás sitios hermosos donde hallaras un ratito de tranquilidad. PERO nada de eso te quitará LAS PENAS DEL ALMA. A donde vueles, allí tus penas irán contigo.  Hasta que un día, encuentres el único LUGAR TRANQUILO, la presencia de Dios. Vuela mujer, hasta encontrarlo. Lee Salmos 55:6

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario