Avergonzada de mi estado civil

Conozco a una bella y joven mujer que vive avergonzada por no lograr haberse casado todavía. Hace poco le pregunté a una señora de “edad avanzada”, ¿Es usted viuda? y jamás me contestó, en cambio me dijo, “¿Qué te hace pensar eso?. Y comenzó a titubear y jamás contestó su estado civil. En estas dos mujeres percibí algo en común: VERGÜENZA. Me di cuenta de que a veces nuestro estado civil nos causa incomodidad. MUJER, LE RUEGO A DIOS QUE LIBERE TU ALMA DE TODO COMPLEJO, ATADURA, PENSAMIENTO, CULTURA O DOLOR QUE TE HA TENIDO CAUTIVA POR AÑOS. Acéptate como eres. 

Lea Isaías54:4-5

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario