Cocinando algo diferente… Panzannella Italiana

Siempre me ha gustado cocinar, es una destreza que adquirí de mis abuelas, mi mamá y mis tías. Ahora disfruto enseñando a mi hijo a cocinar. En realidad no tengo que invitarlo, el viene solo a ayudar tan pronto escucha algún tipo de actividad en la cocina. Creo que va a ser chef. Hace poco me contó cómo le enseño a su papa a hacer las empanadas que hacemos en nuestra casa. Hoy me ayudó a preparar esta receta y hasta tomó algunas de las fotos.

Encontré esta receta mientras veía una programa de cocina italiana en TV. Por lo general siempre cocino más o menos LO MISMO que por años le ha gustado a mi familia; arroz con pollo, plátanos, arroz blanco, espagueti, sopas, carne frita o asada, etc. Decidí que este nuevo año voy a cocinar también LO QUE QUIERA YO, aunque ellos me pongan resistencia. Hace varios años que había desistido de cocinar comidas internacionales desde que un día preparé unas “albóndigas africanas”. ¡Hablaron tan mal de aquellas albóndigas que con tanto esmero preparé! Que si tenían cosas verdes adentro (hierbas), que la consistencia de la carne no era la misma, que la salsa era rara. Esa receta la conseguí en un libro que leí que era para inspirar a las mujeres a llevar a su familia en viajes imaginarios por el mundo SIN salir de la casa. En aquel entonces eso no funcionó para mí .

Hoy lo intento una vez más mientras preparo PANZANELLA, que es una deliciosa receta que parece una ensalada pero que es también una comida completa. Contiene pan, camarones, pepinillos, hinojo, tomates, cebolla, celery y todo esto aderezado con sal, vinagre balsámico y aceite de oliva. Es súper fácil de preparar, refrescante y deliciosa. El pan absorbe los jugos de los vegetales y del aderezo. Los crujientes vegetales le dan una toque especial y refrescante.

El procedimiento es sencillo:

1. Corte la MISMA CANTIDAD de todos los vegetales en trozos pequeños, como de 1/4 de pulgada. (De cebolla añada una pequeños trozos a su gusto) Póngalos en un recipiente hondo.

2. Prepare en una sartén con aceite de oliva los camarones sazonados a su gusto. Retire del fuego y corte en trozos de 1/4 de pulgada. Añada los camarones al recipiente de los vegetales.

3. Corte el pan francés en pequeños pedazos de 1/4 de pulgada más o menos. Puede tostarlos en el horno o usar los trozos de pan que ya se compran tostados (croutons) Añada a el recipiente de la ensalada.

4. Prepare el aderezo mezclando 3 cucharadas de vinagre balsámico y media taza de aceite de oliva. Añada sal a su gusto. Vierta el aderezo sobre la ensalada. Mezcle bien y sirva.

Si alguna mujer italiana me lee, por favor entienda que esta no es la receta de tu abuela jajaja, es solo la receta de una extranjera tratando de cocinar italiano. Las animo a preparar también las cosas que ha ustedes les gusten y a tratar cosas nuevas. Eso no quiere decir que vamos a olvidar las recetas de la abuela o los platos típicos de nuestros países. Siempre es bueno mantener una mente abierta a otras culturas, comidas y gente. En mi libro Nunca más te sentirás sola, menciono una “aldea global” ya que hoy tenemos a nuestro alcance toda la información sobre el mundo que deseemos, incluyendo una infinidad de recetas de cocina para tratar de otras partes del mundo.

En los 12 viajes internacionales que he realizado en los últimos 2 años he probado una buena cantidad de delicias culinarias que me han comprobado lo que siempre he sabido: que la comida y la cultura siempre van de la mano.

Dios la bendiga y les regale un nutritivo y sabroso menú para sus familias. No más #menu pálido.

Betzaida

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario