¡SÍGUENOS!
9

Esto es para ti que eres cristiana y estas cansada de oír a los religiosos diciéndote que no te puedes volver a casar porque eres divorciada y cometerías adulterio. También es para ti que te importa poco lo que opinen los demás y a fin de cuentas harás lo que te de la gana. Ambas van a aprender algo. 

Dios creó el matrimonio y eso quiere decir que es bueno para nosotras porque Dios no se equivoca. Sé que la mayoría de las mujeres deseábamos tener un marido “normal”, temeroso de Dios, buen proveedor y que no diera problemas. Pero terminamos divorciadas, ya sea que no escogimos bien, que nos engañaron o que la persona cambió con el tiempo. 

Tu y Dios conocen el deseo de tu corazón y no le toca a nadie más, decirte si te puedes volver a casar o no. Si algún día deseas rehacer tu vida esto es lo que te recomiendo. Esto es lo que yo hice y Dios no solamente me ha bendecido en gran manera, sino que me tiene trabajando para Él.

  1. Consulta a Dios en oración por un periodo razonable (meses, tal vez años) no esperes una respuesta HOY
  2. Lee todo lo que dice la Biblia sobre este tema (no un solo versículo, escudriña la Biblia) porque tú historia es única, no creas todo lo que te dicen, léelo por ti misma. 
  3. Busca consejería pastoral (no busques ayuda de religiosos juzgadores sin piedad)
  4. Usa tu propia convicción (es tu vida, se sabia)

Volver a fracasar en una relación no debe ser una opción en tu vida. Es por eso que debes tener claro lo que buscas y porque lo buscas, si realmente necesitas buscar algo. Porque ya sabemos que es mejor estar sola que mal acompañada. Es hora de subir de nivel y de darnos nuestro lugar. Creo que la Biblia tiene todas las respuestas que necesitamos, y a la hora de escoger pareja este debe ser el manual por excelencia. 

Te voy a dar varias características que debes encontrar en un hombre verdadero basado en un personaje bíblico llamado BOOZ, que se encuentra en el libro de Rut. Lo demás es extra, esto que te voy a decir es la esencia y la base de un hombre verdadero. Si encima de eso el hombre esta súper guapo, pues mejor. Y la historia dice así: 

Un día una mujer joven llamada Rut quedó viuda. Su suegra, Noemí, que también era viuda decidió regresar a su país de origen. Y Rut decidió seguirla, dejó su país, su familia y hasta aceptó a el Dios de Noemí como su Dios. Al llegar a este nuevo país, conoce por casualidad a un hombre bueno, rico y poderoso, con el que según las costumbres de la época, ella se podía casar. Y entre ella y la suegra trazaron un plan para conquistarlo. 

Le enumero las cosas que ese hombre llamado Booz hizo por ella y que todas deberíamos esperar de un hombre que nos pretenda. (Lo del hijo es opcional)

1. Le ofreció ayuda, la protegió de los demás y le dio un lugar de privilegio entre los demás.

2. Pidió referencias sobre ella, reconoció sus buenas cualidades y la bendijo.

3. La favoreció, la defendió y le dejó claro a los demás que ella era especial para el.

4. Se aseguró que ella tenía provisión para ella y los suyos, no la dejo pasar hambre ni regresar con las manos vacías a su casa. Al ver estos gestos de parte del hombre, la suegra le dijo confiada: “El no va a descansar hasta dejar este asunto resuelto hoy mismo.” La suegra sabía que este hombre era un hombre serio y de palabra y que iba a hacer lo necesario para casarse con ella lo antes posible. 

5. Booz fue y hablo con el otro hombre que podía interponerse entre ellos y dejó todo resuelto. Él la quería como esposa y nadie se lo iba a impedir. Hasta buscó testigos para estar bien seguro que el contrato era legal. 

6. Y finalmente se casó con ella y la embarazó para ayudar a Rut a preservar el nombre de su familia y el de su difunto esposo (esto era costumbre de la epoca).

 

Para resumir, un hombre que tiene interés genuino, lo demuestra. Y lo demuestra con acciones, no con promesas ni diciendo cuentos. Un hombre serio y de palabra cumple con su parte y es diligente. Un hombre que te aprecia te defiende, te protege, te aprecia, te provee y te ayuda. Si un hombre no cumple con estos requisitos básicos, déjelo ir. Siga sola en vez de mal acompañada.  Estas enseñanzas son buenas para compartir con nuestros hijos varones para asegurarnos que estamos criando una nueva generación de esposos dignos de llamarse la “cabeza de su esposa.”

Dios las bendiga. Abran sus Biblias y lean este libro, es corto y es más interesante que una telenovela. Aquí les incluyó el enlace para que lo lean en línea. 

Betzaida

https://www.google.com/amp/s/www.biblegateway.com/passage/%3fsearch=Rut+1&version=NVI&interface=amp

©samaritanadelpozo 2017

¡DIVORCIADA Y BENDECIDA!™

#divorciadaybendecida