Las mujeres debiles son atacadas

Compartir

Mujer, si eres DÉBIL, te ATACARÁN.

Todos los días recibo quejas de mujeres las cuales SON ATACADAS por otras mujeres y por hombres también. Tal vez pienses que usar la palabra ATAQUE es una exageración, pero no lo es.

Algunos reportes son: me hicieron una trampa, me quitaron el marido, me enamoró para quitarme mi dinero, mis hijos no me respetan, mi esposo es infiel, la gente se aprovecha de mi, alguien me dijo que tengo un demonio, creo que me echaron brujería, perdí el trabajo por cuenta de un compañero, no me dieron la promoción en el trabajo, en la iglesia hay mujeres que me desprecian, me quieren quitar a mis hijos, la gente habla mal de mi, pensé que ella era mi amiga.

En cada una de las ocasiones en que recibo estos reportes he visto algo en común. LA MUJER QUE ES ATACADA, FUE ATACADA PORQUE ES DÉBIL O DA SEÑALES DE QUE LO ES.

Me explico. Yo demostré debilidad toda mi vida (antes de conocer las Promesas de Dios para mi) y por eso era atacada y acosada. Lo peor de la vida siempre me tocaba a mi. Siempre había una mujer antes que yo en todo lo que hacía. Siempre había un hombre tratando de usarme para algo. Siempre estaba quejosa, con problemas, lucia abatida y preocupada. Mi vida era una crisis total.

A eso le puse un punto final. Ya nadie puede atacarme, ¡aunque reciba varios ataques al día! Nada puede hacerme sentir débil, no importa lo que pase, me digan o traten de hacerme, porque JAMÁS DOY SEÑALES DE DEBILIDAD.

Mi hija me dijo hace unos días “YO SABÍA QUE DIOS TE DIO ESE CARÁCTER PARA ALGO.” Ahora entiendo para que necesito tener CARACTER. No solo para mi propia vida sino para también defender y apoyar otras mujeres que todavía son DÉBILES.

En mi libro Nunca más te sentirás sola, doy muchísimos consejos para que las mujeres sin marido aprendan una mejor manera de vivir. Lo pueden conseguir en impreso y en EBOOK EN Amazon.

Querida mujer, aprende a ser FUERTE. Aquí te doy algunos consejos sencillos.

1. Dios es él único que puede salvarte y ayudarte. Confía en el más y menos en la gente.

2. Ten confianza en ti. Dios ya te dio todo que necesitas para triunfar en todos los aspectos de tu vida. Solo falta que tú aceptes sus promesas en tu vida.

3. Camina con seguridad, hombros alzados, nada de señales de cansancio o debilidad. La gente malvada escoge sus víctimas de acuerdo a cómo te ven o lo que dices.

4. Vístete apropiadamente para la ocasión y con lo mejor que tus recursos lo permitan.

5. Prepara un pequeño discurso para la gente que viene a mirarte con pena, a despreciarte o a tratar de atacarte. Escríbelo y practícalo. Así estarás lista para el contraataque. Yo tengo varios discursos preparados, el más famoso que tengo es para cuando me dicen “Píntate el pelo, te ves vieja con esas canas” Y no olvides dar el mini discurso con una sonrisa sincera, no cínica. La sonrisa sincera quiere decir “te estaba esperando y se como defenderme de ti”

6. Aprende a reprender la gente en el nombre de Jesús. Yo practico esto a menudo mientras tengo una sonrisa en la cara. Cuando veo alguna envidiosa conocida o persona desconocida con mala cara caminado hacia mi, la reprendo y clamo por protección divina. No hay maldad que soporte eso. La gente mala huye de ti.

7. No les des a nadie detalles de tu vida hasta que estés segura que esa persona puede ayudarte. Hacer lo contrario es informarle a la gente unos detalles los cuales no les importan ya que en nada te van a ayudar.

8. Júntate con personas que aporten VALOR a tu vida y no que te quiten el ánimo y la fe.

9. Debes estar alerta a la gente que se te acerca. No confíes demasiado, demasiado pronto. No lleves a nadie desconocido a tu casa, ese es el lugar por donde la gente malvada tratará de atacarte.

10. No aceptes ayuda si esto te compromete a algo o con alguien. A la larga esa dependencia te debilitará aún más.

11. No le abras tu corazón a cualquiera. Cuando necesites hablar con alguien, no confíes en el primero que quiera escucharte. Desahógate solo con la persona adecuada.

12. No creas en rituales, cosas mágicas o amuletos. Eso lo usan los débiles.

13. Si alguien extraño se acerca y dice que quiere orar por ti, tú no le reveles tus problemas de antemano ya que Dios le revelará a la persona tú petición. Estoy CANSADA de ver gente abusando de la oración para enterarse de los problemas y atacar a otras mujeres. Esto es real, lo veo día a día.

14. También te advierto que no dejes que extraños pongan las manos sobre ti, ni siquiera para orar. Solo deja que personas en quienes confías oren con sus manos sobre ti.

15. Ora en todo momento para Dios te muestre las 6 Promesas en tu vida que te darán su Restauración, Provisión. Protección, Compañía, Perdón y Fe.

16. No dejes que la gente se imponga sobre ti. Me explico. Hace poco conocí una mujer a la cual le entregué mi tarjeta de presentación. Ella la miró muy seria, sacó una conclusión y me dijo “entonces eres pastora” Amablemente le dije que no soy pastora pero que si soy muchas cosas más. Ella insistió y me porfió que sí que yo era pastora. Amablemente le dije que ella no era quién, ni tenía autoridad para decirme a mi QUIEN SOY YO. Y ahí terminó la conversación. Si yo fuera débil hubiese dicho “Si tú lo dices… será que si soy pastora…a lo mejor si lo soy…”

Dios las bendiga y les regale CARACTER para ser mujeres fuertes capaces de defender su vida, su casa y sus familias.

Ya Dios te equipó con lo que necesitas para ser fuerte. No lo dudes. Solamente quítate tu armadura delante de Dios.

Betzaida 2019

Samaritana del Pozo 2019

Compartir

También podría gustarle...

Blogs favoritos

5 Comments

  1. Anónimo says:

    Quiero el libro. Lo necesito

  2. Saludos en que país estás

  3. Anónimo says:

    Como puedo adquirir los libros

  4. Saludos querida hermana Zaida. Ya pronto nos veremos en Cuba 🇨🇺

  5. Zaida Hernández Díaz says:

    Mi hermana, Betzaida cada día leo todas tus publicaciones. Y se que para la Gloria Dios el te usa. Solo pasar por esos caminos entendemos. La Gloria de Dios. Dios te continúe bendiciendo. Espero en Cristo puedas volver a Cuba. Tu hermana Zayda. Besos desde Cuba. Te quiero mucho mi hermana y espero en Dios poder conocernos. Así será. Besos y Bendiciones para ti y tu linda Familia. Ora para que el señor cumpla su propósito en mi.

Deja un comentario