samaritanadelpozo

Puedes Restaurar tu Hogar Sola, Sin Marido

¡COMPARTA!

Tomado con permiso del libro Nunca más te sentirás sola.

Reconstruirán las ruinas antiguas, reforzarán los cimientos antiguos, y los llamarán: “Reparadores de muros caídos. Reconstructores de casas en ruinas”

Isaías 58:12

Las mujeres son todas artesanas, construyen su propio nido que, aunque debería ser blindado y de metal, es débil como un nido de pájaro que se lo lleva el viento. De niñas a algunas no nos preparan, no nos enseñan, nos casamos y comenzamos a tener una familia sin tener expectativas claras del futuro. Tenemos tantas presiones y muchísimas responsabilidades. Por estos motivos y por muchos más es que debemos buscar la dirección de Dios y no seguir lo que la sociedad cree que debemos hacer. Cada familia es única por lo que cada mujer debe reconocer que es lo mejor para su familia.

Cuando una mujer se queda sola, ya sea por elección o porque fue obligada a serlo, ella tiene una nueva oportunidad de restaurar su hogar. Lo que le queda a una mujer es una familia completa ya sea por separación o viudez. El problema comienza cuando la mujer descuida lo que le quedó, enfocándose en recuperar al que se fue o en iniciar una relación con un sustituto, pensando que ella está incompleta o que no puede luchar y triunfar sola. Muchas mujeres desperdician años productivos de su vida tratando de restaurar un matrimonio sin arreglo o de recuperar al esposo que ya no le interesa volver al hogar.

La restauración matrimonial es el deseo de Dios para las familias destruidas por cualquier razón. Existen muchos programas de ayuda para matrimonios que desean restaurarse. Dios sabe lo que está pasando dentro de tu casa y alrededor de ella. Tu enfoque debe ser quedar bien con Dios en lo que tú sí puedes controlar y hacer lo mejor que puedas con la familia que te queda. No hay verdadera restauración matrimonial si el esposo no está participando, entonces ¿por qué hay mujeres que insisten en seguir tratando de restaurar un matrimonio mientras que ese esposo lo desechó y no tiene ningún interés en volver y arreglar la situación?

Muchas personas ayudan a las viudas, pero no ayudan a las mujeres divorciadas o madres solteras. Dios no discrimina y las ayuda a todas por igual.

LEa hechos 10:34 y romanos 2:11

Muchas mujeres, cargan con responsabilidades y culpas de otros echándose toda la culpa por el fracaso del matrimonio. Mientras estén batallando en contra de la corriente para traer de vuelta a un esposo que no quiere regresar al hogar, sus hijos sufren, ustedes se desgastan y nada pasa. Es impresionante la cantidad de tiempo y energía que muchas mujeres emplean y gastan a fin de lograr traer de vuelta a los maridos, mientras que descuidan su físico, vidas, hogares e hijos. Si alguna de ustedes está en esta situación, acepte lo que tiene que aceptar y cambie de plan.

Primero, ¿Qué tal el plan de restauración de su propia alma y vida? Tal vez por ahí deberían empezar.

Segundo, podrían usar esas energías e invertirlas en sus hogares para planificar una vida mejor para sus hijos.

Tercero, oren para que se cumpla la voluntad de Dios en sus matrimonios y familias, no para que Dios les conceda sus caprichos, les ayude en un plan de venganza o para que las libere de un divorcio con el propósito de evitar la vergüenza.

Esto no significa ir en contra del matrimonio, es hacer lo posible por salvar a la familia. Cuando un hombre ve que una mujer mejora, y que todo marcha bien, se sorprende y a veces desean regresar. Los hombres no pueden ser encadenados a las puertas de una casa donde ellos mentalmente ya no están. No es su responsabilidad, ni cambiarlo, ni ofrecerle una felicidad que no desea ni aprecia. Si alguna de ustedes ama a un hombre que ama o comparte su vida con otra mujer al mismo tiempo, debes hacerte el favor de repetir lo siguiente: “Lo acepto, la prefiere a ella. Lo dejo ir”. Eso es durísimo de aceptar, pero es el primer paso para dejar de amar a un infiel. No es aceptable que una esposa se rebaje y se convierta en amante del propio marido infiel para tratar de traerlo de vuelta. En ese caso, la esposa debe demandar respeto y esperar que Dios obre en su matrimonio.

Si alguna de ustedes ama a un hombre que ama o comparte su vida con otra mujer al mismo tiempo, debes hacerte el favor de repetir lo siguiente: “Lo acepto, la prefiere a ella. Lo dejo ir”.

@samaritanadelpozo

Dios quiere que te restaures, te valores y te respetes. Es un alivio si el esposo regresa y todo vuelve a ser como antes. Pero si no está en el plan de Dios, no pasará. Entonces, ¿será el plan de Dios que haya tantos hogares destruidos? No, Dios no tiene culpa de nuestras malas decisiones. No podemos culpar a Dios de que no nos ayuda a restaurar un matrimonio que él mismo no aprobó. Por otro lado, si un hombre rompe los votos matrimoniales después de 20 años de casados, ese hombre cambió de opinión y hay que dejar que Dios se encargue de él. Eso tampoco es culpa de Dios. ¿Qué tal cuando una mujer queda embarazada de un hombre que no es su marido, o cuando se muda con un hombre sin casarse, o cuando se enamora del marido de otra mujer? Muchas veces, hacemos las cosas mal, le llamamos a esta unión una familia, y entonces le echamos a Dios la responsabilidad y la emergencia de restaurar algo que Él nunca aprobó.



Restaurarse significa poner algo en su estado original. Pero primero, deberían hacerse cargo de ustedes y de estar seguras del paso que están dando, para que no caigan en la trampa de la restauración matrimonial permanente. Esos son matrimonios que están continuamente siendo restaurados porque siempre están en crisis. Esos matrimonios en continua restauración son como esas avenidas donde siempre hay grandes proyectos de construcción que dificultan el tránsito; algunos años agrandan la avenida, el otro año le cambian el pavimento, y así vemos años tras año que esa carretera nunca llega a ser una carretera normal, como esas que tienen un hueco aquí y otro allá, y que sufren del desgaste normal que sufre una avenida. Ese tipo de inestabilidad atrasa a las mujeres en su caminar por la vida y afecta a los hijos en gran manera. Un matrimonio saludable es como una avenida que requiere mantenimiento regular para ser conservada en buen estado y quienes transitan esa avenida ni notan que está en reparaciones, porque sencillamente luce lo más normal posible.

Algunas mujeres sin marido en su empeño por completar la familia se involucran en nuevas relaciones más o menos igual de malas que las anteriores. Hay que aprender a esperar con paciencia por el tiempo de Dios. Muchas mujeres, cuando encuentran una nueva pareja, rápidamente se sacan una foto y la suben a las redes sociales como queriendo anunciar que la familia está creciendo. Es como si ahora que están acompañadas de un nuevo hombre, las hiciera subir de categoría. Entiendo que se está buscando protección y compañía en un hombre y no en Dios. Las mujeres sin marido no necesitan representante, Dios las representa y las protege.

Quiero alertarlas sobre algo, una vez más. Cuidado con los buitres que se acercan a sus nidos luciendo como águilas y adulándolas con palabras dulces y promesas. No confíen ni crean en ofertas amorosas que son ofrecidas a la ligera. Probablemente sean falsas. Cualquier hombre puede mantener una falsa identidad o demostrar un falso interés por unos pocos meses. Usen su buen juicio, tomen las cosas con calma y esperen con paciencia por confirmación de parte de Dios, de que ese hombre es el adecuado. Solo con tiempo comprobarán que esa persona ha llegado a ayudarte a mejorar lo que tienes.

Cuidado con los buitres que se acercan a sus nidos luciendo como águilas y adulándolas con palabras dulces y promesas. No confíen ni crean en ofertas amorosas que son ofrecidas a la ligera. Probablemente sean falsas.

@samaritanadelpozo

Si algún día vuelven a casarse, honren y respeten al hombre que eligieron. Sean agentes de cambio, no repitan poder de cambiar una generación entera. Entiendo que en estos tiempos modernos no es fácil conseguir pareja ya que rara vez se consigue pareja de la manera convencional. Ahora se recurre a buscar pareja en línea, recomendados por amigos, etc. Lo cual es válido siempre que se usen medidas extremas de precaución para no caer en trampas, mentiras y situaciones peligrosas. Recuerden que no todos los hombres buenos están comprometidos por lo cual no hay que desear el marido que Dios le dio a otra mujer. Deben desarrollar una destreza que les permita discernir entre un hombre bueno y uno que tiene malas intenciones. Las mujeres deben planificar sus familias y solo tener los hijos que puedan mantener económicamente y darles una buena calidad de vida. No es necesario tener un hijo con cada novio o marido ya que sabemos que los hijos no retienen a ningún hombre al lado de una mujer ni tampoco hacen que las amen más. Lean la historia bíblica de Lea y Raquel en Génesis 29 y 30 que relata la competencia entre dos hermanas por el amor de un mismo hombre.


Por tercera vez Lea quedó embarazada, y cuando tuvo a su hijo exclamó: «Ahora mi esposo va a sentirse más unido a mí,pues ya le he dado tres hijos».

Génesis 29:34

Mantengan abierta la comunicación con sus hijos. Si un hijo se queja de la nueva pareja que han elegido, tomen esa acusación como cierta hasta que investiguen. Jamás pongan a sus hijos en segundo lugar por defender un nuevo hombre en su vida pues los hombres van y vienen, pero los hijos se quedan para siempre. No permitan que llegue a su casa cualquiera a dar órdenes, a tomar decisiones y a echar a un lado a sus hijos. Tomen y mantengan el control de su familia. Tampoco crean que porque sus hijos están dentro de sus casas están seguros. Hoy día, con el uso de la tecnología, las madres deben estar al tanto de las actividades de sus hijos aún dentro de su hogar. Muchos depredadores sexuales buscan a sus víctimas a través de contactos por videojuegos o haciéndose pasar por niños a través del internet. Les exhorto a que estén al tanto de las actividades en línea de sus hijos.

Mujer, puedes restaurar tu hogar sola, SIN MARIDO. Aprende más sobre las promesas de Dios para ti y tu familia en nuestro estudio biblico 6 Promesas para Mujeres sin Marido. Estos videos y lectura serán de bendición para tu vida, como lo han sido para otras miles de mujeres sin marido.



🗣Opinen con respeto

💪🏼Si desean ser parte del Samaritana Army y ayudarnos siendo líderes, embajadoras, intercesoras o socias de Samaritana del Pozo visite nuestro webiste o envié email a lideres@samaritanadelpozo.com

©Samaritana del Pozo 2020

betzaidavargas

samaritanaarmy

samaritanadelpozo

mujeressinmarido

divorciadaybendecida

6Promesas

mentoriapetalo

¡COMPARTA!

También podría gustarle...

Blogs favoritos

1 Comment

  1. Arelis Marte says:

    Me encantó, creo que todas mujer sin marido, debe esperar en Dios si decide casarse de nuevo, darle valor y quererce ella primero, no mendigar amor a hombre, si se busco otra, dejalo ir, si esta de Dios que regrese sino que se quede, nadie muere de amor, mucho menos si tenemos a Dios en nuestro corazones, bendiciones hermana.

Deja un comentario