Un menú pálido

Por muchos años de mi vida y siendo una mujer divorciada, sobreviví con lo que ahora le llamo cariñosamente, UN MENÚ PÁLIDO. Por años y por necesidad sobreviví con lo siguiente:

Arroz 

Sal

Aceite 

Leche 

Pollo 

Huevos 

Papas 

Mantequilla

Pan 

Me divertí  mientras recordada este peculiar menú. ME DI CUENTA QUE EL MENÚ ERA TAN PÁLIDO Y NECESITADO DE ÁNIMO COMO MI PROPIA VIDA.  Bendito Dios que me cambió la vida y hasta le puso un poco más de color a mi menú. Dios las bendiga y les regale una buena actitud, creatividad y hasta un sabroso y colorido menú para que nunca les falte el alimento. Lea Deuteronomio 29:5-6

También podría gustarle...

Blogs favoritos

Deja un comentario