Samaritano- Relativo a una antigua secta hebrea originaria de Samaria que fue considerada hereje por el judaísmo.

Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá.

Respondió la mujer y dijo: No tengo marido.

Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;

porque cinco maridos has tenido,

y el que ahora tienes no es tu marido;

esto has dicho con verdad.

Juan 4:16-18

Los samaritanos y los judíos (Jesús era judío) tenían sus diferencias y no se mezclaban entre ellos.

Entonces, ¿porque Jesús tuvo el gesto de acercarse a una mujer, samaritana, que había sido casada cinco veces y que estaba viviendo en concubinato con el sexto marido?

Me imagino a aquella mujer que fue al pozo cuando estaba vacío, probablemente para evitar encontrarse la gente del pueblo que la juzgaba. Y se encontró y tuvo un dialogo nada más y nada menos que con Jesús de Nazareth… De nada le valió a ella ocultar información, como hacemos muchas de nosotras, si ya Jesús sabía la verdad. En realidad, ¿a quién queremos engañar? ¿Acaso a nosotras mismas, que nos creemos nuestras mentiras?

¿Porqué Jesús la escogió a ella, para hablarle, para interrogarla, para pedirle agua?

Le escribo este blog a las samaritanas del pozo que ya están cansadas de ir a buscar agua al pozo, para encontrarse con el cántaro vacío…agotadas de tratar…sobrevivientes de abuso, de dolor, llenas de desesperación. Yo también soy una samaritana, mejor dicho,  fui una samaritana todo mi vida, buscaba agua en el pozo equivocado, una y otra vez…para encontrarme otra vez en la misma situación. Hace varios años empecé un proceso de entender porque me casaba y me divorciaba y desde entonces entendí que estaba buscando algo equivocado y por las razones equivocadas. Aunque ya no soy soltera, no puedo sacar de mi corazón el deseo de ayudar otras mujeres que como yo, fracasaron múltiples veces, y que tienen que soportar el estigma, la habladuría, el desprecio y la incomprensión de los demás.

Voy a compartir historias de la Biblia y de mis experiencias para ayudarte a entender cómo llegaste a donde estás y cómo puedes salir de ahí, de una manera cristiana y espiritual. Esta es la única forma en la que vas a lograr sanación del pasado, reivindicación y una vida nueva.

Porque Jesús se le acercó a una como nosotras, tenemos esperanza, sabemos que valemos mucho y que lo mejor está por venir…Este blog no es para mujeres que se creen perfectas…es para las samaritanas del pozo que quieren cambiar su vida.